Mejorando con el tiempo…

Cuando empecé a documentarme en el tema de hacer cerveza en casa, pude leer infinidad de procesos y consejos, pero si algo tenían todos ellos en común era la paciencia. En todos los sitios donde busquéis información podréis ver que para esto de elaborar cerveza, si algo es necesario, es tiempo, dejar que las levaduras y demás “microbichitos” hagan su trabajo.

Este primer lote fue embotellado el 27/07/2013, y tras unos cuantos días para permitir la carbonatación, el día 05/08/2013 pasé todas las botellas a la nevera para una guarda en frío, que ayudó a clarificar. Hoy, tras 7 semanas de maduración, he abierto otra y apenas hay rastro ya de ese final un tanto ácido que todavía se dejaba notar hace una semana, y además la cerveza va teniendo más aroma cuando arrimas la nariz, toda una sorpresa.

Así que las otras seis botellas que me quedan seguirán madurando un poco más, tal vez no sea la mejor cerveza que me haya tomado, pero va tomando forma y al menos, “puede beberse”. Eso si, para la siguiente será con una levadura “normal”, que fermente en un tiempo más corto y no necesite dos meses de maduración, ¡¡que esto se hace eterno!! 😀

Adrian Mateos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s