¡A por el tercer lote!

Ha llegado el turno de mi tercer lote, y aunque más o menos tenía claro como iba a ser en un principio, después de leer en foros y demás blogs cerveceros, voy a modificar algo el proceso.

Como no es cuestión de hacerlo todo de una vez, voy a dejar el dry-hopping para otro lote, poco a poco. He leído también los riesgos de contaminación si no se hace bien y no me apetece liarla. Además, me ha gustado otra técnica que parece que se lleva más ahora y pretende sustituir al dry-hopping por temas de seguridad (y supongo que también de tiempos), que es el añadir la mayoría del lúpulo al final del hervor.

Las cantidades de lúpulo añadidas al final del hervor, para el aroma, apenas añaden amargor a la cerveza, pero claro si añades mucho más de lo habitual, esto cambia. Aunque también aconsejan mantener una cuota pequeña de amargor al inicio, por lo que utilizaré East Kent Golding al inicio para amargor, y Cascade para sabor y aroma, siendo esta última cuota la mayor de todas. Y dejaré el dry-hopping para otra ocasión.

La receta quedaría entonces así:

  • 500 gr extracto seco Light.
  •  70 gr malta Caramunich Tipo I (infusión previa 30 minutos a 66 ºC – 67 ºC)
  •  20 gr copos cebada, trigo y avena (mezcla de todos, también en la infusión previa)
  •  5 gr Lúpulo EKG durante 20 minutos (de un total de 30 minutos)
  •  5 gr Lúpulo Cascade durante 12 minutos
  •  5 gr Lúpulo Cascade durante 2 minutos
  • 12 gr Lúpulo Cascade durante 1 minuto
  • Pizca de Irish Moss durante 15 minutos
  • Levadura Safale US-05

Todo ello calculado para empezar con 4.5 litros antes del hervor y, si todo va como la vez anterior, acabar con unos 3.7 litros, pero esto hasta que no lo haga no lo sabré con seguridad. Si todo va con normalidad, según el software que utilizo saldrían los siguientes valores:

DO: 1054
DF: 1014
IBU: 27.6
Alcohol: 5.3%
SRM: 11.8

Lo que indica que podría encajar dentro del estilo American Amber Ale (o eso indica el programa). Según estos datos, teniendo en cuenta la relación entre la densidad origen y los IBU, y aplicando la fórmula que se comenta en este artículo, debería salir una cerveza bien balanceada entre amargor y maltosidad, algo que me encantaría obtener.
La fórmula es muy sencilla, IBU/DO, siendo el valor 0.5 el punto medio, si el resultado de la fórmula es mayor, la cerveza tiende hacia el amargor, si es menor hacia la malta. En este caso, 27.6/54 = 0.51.
Pero bueno esto puede variar, hasta que no saque el densímetro no podré saber si todo ha ido según estos cálculos, ya os contaré.

Lo que si me gustaría hacer es un secundario en frío de al menos un par de días. Mi intención es hacerlo en garrafas de agua pequeñas y meterlas en la nevera cuando vea que ha acabado la fermentación inicial (7-10 días), para pasar a embotellar tras esos dos días en frío. Otra opción podría ser intentar enfriar con hielo y agua fría el propio fermentador los dos últimos días (ya que no me entra en la nevera), ya veré qué hago.

¡Manos a la malta!

Anuncios

Un comentario en “¡A por el tercer lote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s