Amber Ale, el proceso

Como comentaba la semana pasada, era hora de ponerse con un nuevo lote y ver si consigo preparar una cerveza decente. Como no quería complicarme mucho y tampoco tenía tiempo suficiente para otra “todo grano”, opté por una receta con extracto seco de malta (light) y una infusión de grano Caramunich Tipo I y unos pocos copos de avena, trigo y cebada (vienen mezclados ya).

Lo primero que hago es pesar todos los ingredientes y colocarlos en sus respectivos recipientes para tenerlos a mano en el momento adecuado. Por un lado los granos de malta y los copos, que después juntaré para la “infusión” utilizando una bolsa para lúpulos. Estas bolsas son pequeñas pero para 90 gr en total de grano, son más que suficiente.

Adrian Mateos

Después peso los lúpulos y numero los vasitos para saber el orden en que tengo que ir añadiendo cada cuota durante el hervido. La primera adición es de EKG, en flor, por lo que con ese no hay duda, pero para no liarme con los pellets de Cascade y agregar cantidades incorrectas, los dejo preparados por separado cada uno en su vaso.

Adrian Mateos

Tras los 30 minutos de infusión del grano a 67 ºC (a los 20 minutos tuve que calentar un poco la olla porque bajaba a 64 ºC), dejo la bolsa en un colador para que escurra bien y posteriormente caliento el agua hasta que empiece a hervir, momento en el que añado el extracto en polvo. Hay que remover muy bien para que no se formen grumos al añadir el extracto.

Adrian Mateos

Aquí empieza a contarse otros 30 minutos y se añaden los lúpulos y demás ingredientes en sus respectivos tiempos. Pasado el tiempo se apaga la olla, dejamos reposar un poco y enfriamos el mosto lo antes posible. Conseguí bajarlo hasta unos 22 ºC en unos 20-25 minutos, con agua fría y hielo en el fregadero. A esta temperatura la Densidad Origen fue de 1048-1050, lo que estaba dentro de lo esperado según los diferentes programas que utilicé como guía de la receta.

Añadí solo la mitad del sobre de levadura (Safale S-05), e incluso podría haber echado menos. Ha estado dos días fermentando bien con mucho movimiento en el airlock, y a partir del tercero ya se va reduciendo la actividad, así que en ese sentido parece que va bien la cosa, manteniendo más o menos una temperatura de unos 19 ºC – 20 ºC.

Adrian Mateos

Esta vez no he roto nada y parece que no me he olvidado de ningún punto del proceso, así que ahora toca esperar a que termine la fermentación y decidirme a hacer unos días de secundario en garrafas o intentar enfriar el fermentador un par de días y embotellar.

PD: Justo el día de la elaboración vi un “ingrediente” en internet que podría irle bien y probé con una cantidad pequeña, si ha salido bien ya os contaré de qué se trata… :-p

Anuncios

3 comentarios en “Amber Ale, el proceso

  1. Pinta bien esa Amber! Veo que has tenido algún problemilla de bajada de temperatura a la hora de fermentar, por si te sirve de algo nosotros utilizamos una simple nevera de camping de 30L con un grifo instalado en la parte inferior. Mantiene la temperatura sin perder ni un grado durante todo el macerado. Simple, barato y efectivo!!

    Ah, si nos permites el consejo (para que no cometas los mismos errores que nosotros!), cuidado con embotellar directamente desde el fermentador primario! Haz comprobaciones de densidad durante un par de días para asegurar que la fermentación realmente ha acabado. Si embotellas sin haber acabado la fermentación primaria puedes liar un pollo con las botellas porque puede ser que estalle alguna.

    Desde nuestra humilde experiencia te recomendamos mejor que hagas lo del fermentado “secundario” en garrafas: ayudas a clarificar la cerveza dejando en el primario los posos de levadura, evitas que esos grandes posos te contaminen el sabor de la birra (a partir de una semana hay que trasvasar o ese riesgo se vuelve real) y te ahorras disgustos con las botellas porqué te aseguras de que la fermentación se completa del todo.

    Muy interesante ver tus evoluciones, nos recuerda que no hace demasiado estábamos ahí tambien, empezando! Te seguimos en twitter, saludos!

  2. Buenas!

    La verdad es que esto de hacer lotes pequeños tiene sus ventajas y sus inconvenientes jejeje. Se calienta antes el agua, pero también pierde temperatura antes, hay que tener cuidado para que no baje demasiado. El problema es que no puedo meter muchos más trastos en casa por ahora, así que intentaré tapar la olla con una manta para la próxima, por algún sitio he leído que funciona (más o menos…). Y también ir controlando la temperatura cada menos tiempo.

    Lo del secundario cada vez lo tengo más claro, y creo que a finales de esta semana, si la fermentación ha “parado” (8-9 días de primario), pasaré la birra a pequeñas garrafas y veré como puedo colocarlas en la nevera o en algún recipiente con hielo y agua fría.

    Muchas gracias, nos vemos en las redes! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s