Paciencia y frío…

Antes de empezar a intentar hacer cerveza en casa leí un montón de blogs, páginas especializadas, foros y me documenté lo mejor que pude. Algo que parecía ser denominador común, y que comentaban en todos estos sitios, es que hay que tener paciencia. Pero lo que nadie me dijo es que ¡¡hay que tener paciencia incluso para no hacer cerveza!!

Mi primer lote fue el verano del año pasado, época en la que la mayoría de homebrewers que comentaban en los foros no se planteaba ni siquiera sacar el fermentador del armario. Pero no podía más y empecé intentando no crear una bomba resacosa producida por las altas temperaturas de fermentación, así que me fui a por una levadura saison, que supuestamente aguantaba bien unos cuantos grados más. El resultado a mi no me convenció mucho, pero bueno era la primera vez…

muneconieve

Después del verano el tema de la temperatura mejoró, aguantando bien sobre los 20 ºC, a veces con camisetas mojadas sobre el fermentador, otras veces ya a temperatura ambiente, y así conseguí hacer otros tres lotes más. Una todo grano floja de cuerpo (pero que al menos no sabe mal), una con extracto e infusión que es la que más me ha gustado hasta ahora (merecedora de la primera etiqueta rudimentaria), y otra todo grano algo venida a menos y un tanto dulce.

Y despues de esto, que más o menos tengo claros unos cuantos aspectos que al principio se me escapaban, que tengo el fermentador libre y unas cuantas botellas listas para ser rellenadas, ¡¡el puñetero frío no me deja cocinar!!

Y no me venga nadie a decir que haga una lager que os veo, así que mientras espero a que las temperaturas se templen un poco y no salga de casa con el miedo a que se pare la fermentación, toca comprar algunas cervezas más para disfrutar en casa, comprobar la “maduración” de las botellas que todavía me quedan de los dos últimos lotes, pensar en los ingredientes que voy a comprar, y esperar a que pase el frío…

Anuncios

2 comentarios en “Paciencia y frío…

  1. Ánimo!! Yo llevo dos lotes fermentando sin control de temperatura, dentro de casa, porque en el garaje el calentador no da de sí con la que está cayendo y no me atrevo a dejarlo encendido dentro de un armario no sea que tengamos un disgusto. Es una puñeta, pero mejor que demasiado calor. Fermentar un poco por debajo sólo añade algo de tiempo y reduce los ésteres, así que puede ser buen momento para lagers o pale ales, siempre que vigilemos bien los niveles de diacetilo. Sin embargo, demasiado calor no es bueno para casi nada :-).

    ¡Salud!

    • Lo sé, lo sé, el calor es difícil de controlar, si…
      El problema es que estos días de frío cuando quito la calefacción, hay mañanas que me asusto al ver el termómetro, y no es plan de tener la calefacción puesta todo el día solo por el fermentador jejeje. Pero bueno espero poder ponerme manos a la obra dentro de poco 🙂

      Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s