Ganas de hacer bien las cosas…

No es extraño leer en blogs cerveceros temas acerca de la calidad de la cerveza, procesos de transporte, almacenaje correcto en las tiendas en las que se venden, etc.

Hoy voy a comentar algo que me parece que puede ser una diferencia importante entre la gente que quiere hacer las cosas bien y los que simplemente no aceptan críticas y solo quieren sacar tajada, aunque afortunadamente con estos segundos no me he encontrado personalmente.

A muchos de los que compramos cerveza artesana (o como queráis llamarla) nos ha pasado alguna vez que al abrir la botella, la cerveza sale disparada como uno de los bufones de Pría  (por hacer patria, también podría decir como un géiser…), o sabe rayos. Esto puede deberse a muchas cosas, embotellado prematuro, demasiada azúcar para carbonatar, contaminaciones, mal acondicionamiento, en fin, cosas que tanto el productor como el vendedor debieran cuidar al máximo.<

El caso es que después de que me pasara “más de una vez” con la misma cervecera (con dos marcas diferentes), me decidí a enviar un correo a sus responsables para informarles de lo ocurrido, con todos los datos que la botella me permitía, para que pudiesen preguntar en los diferentes puntos de venta y controlar así un posible lote en mal estado.

Por lo que he leído alguna vez en foros, la mayoría no se digna ni a responder. Yo tengo que decir que no solo es que lo hiciesen rápidamente, sino que la respuesta estaba cargada de humildad y buenas maneras, intentando remendar el error y agradeciendo la información desde el primer momento.

No digo los nombres porque tampoco les he pedido permiso para ponerlos, pero con esta actitud a mi por lo menos me han dado un voto más de confianza para seguir comprando sus cervezas, que por otra parte, compro a menudo porque me gustan.

También es cierto que he tirado por el fregadero tres de otra tercera cervecera, comprada en grandes superficies y de la que no tengo respuesta alguna todavía. De esta, por el momento, he dejado de comprar.

Nada, que tenía ganas de contarlo, últimamente se ven demasiadas críticas negativas en torno a la cerveza nacional (muchas veces con fundamento, todo hay que decirlo…) y no todo tiene por qué ser malo todo, alguien habrá con ganas de hacer bien las cosas 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s