Llegada a Bruselas

Como llegamos con bastante hambre a Bruselas, lo primero que hicimos fue ir a cenar al conocido restaurante Chez Leon. Antes de nada, decir que nos lo habían recomendado, e incluso el chaval del hotel nos dijo que era de lo mejor de la ciudad, y como íbamos con ganas, allá que nos fuimos. Nada más lejos de la realidad…

Lo reconozco, picamos. Nos habían asegurado que, pese a estar en la zona turística, era el único que se había mantenido fiel a la calidad y tradición. Pues bueno, la comida normal (no estaba mala, no), la bebida muy cara (6 euros por una Grimbergen, 6,35 una Judas…) y, en general, todo muy caro con un servicio un tanto lento. Comimos nuestros primeros mejillones con patatas, que como ya dije, están “bien” y ya. Y también una carbonade flamande que me desilusionó bastante. Sinceramente, comimos bastante mejor en todos los demás sitios del viaje, y por mucho menos dinero. Para nada recomendable, al menos esa fue nuestra opinión.

chezleon

Para cenar pedimos la cerveza del restaurante, Leon, una blonde suavecita que entró bastante bien, correcta. El precio era de 3.95 por 25cl y 7.80 por 0.50cl, ahí es nada. Repito que los precios en el resto de sitios no eran así.

Si hablamos de cerveza y de Bruselas, posiblemente las siguientes dos palabras con relevancia en la conversación serán “Delirium Cafe”. Situado en pleno centro de la ciudad, a un par de calles de la impresionante Grand Place, y en un callejón sin salida, todo aquel visitante que entra y se atreve a salir de allí sin haber probado una de sus cervezas, será castigado y torturado hasta límites insospechados. Esta visita salvó la noche y nos hizo olvidar un poco la cena. Estaba muy lleno pero pillamos mesa cual lagartijas escurridizas entre la gente, y la hicimos nuestra.

Delirium

Unos 25 grifos diferentes nos estaban esperando (bueno vale, fueron solo 4 ese día), y esto solo en la planta a pie de calle, otro día hablaré del resto. Así que poco a poco me fui colando entre turistas que no sabían ni que pedir, y yo, que tampoco lo tenía muy claro, pedí una Rulles Blonde, de 7% rubia, algo turbia. Con aroma a levadura y algo cítrica, en boca también se nota la levadura (poco), y tiene toques herbales y cítricos, bien balanceada en cuanto a amargor y dulzor. En la descripción de la web del Delirium ponen que es “A VERY VERY VERY GOOD BEER”. No sé si tanto, pero sí que estaba buena.

Delirium

La segunda fue la Lupulus Printemps, de Les 3 Fourquets, que después  se convirtió en una de las favoritas del viaje, y repetiríamos en alguna que otra ocasión. Por lo visto esta es una cerveza de temporada, solo se hace en primavera y es la hermana pequeña de la Lupulus Tripel (de la que hablaré otro día…). De 6.2%, color amarillo pálido, turbia, más cítrica que la anterior y afrutada, muy fresca. Lleva lúpulos australianos, por lo que esos aromas tan destacados es posible que se deban a esto. Estaba muy buena, daban ganas de seguir dando tragos continuamente.

Delirium Nocturnum

Como estábamos on fire y recién llegados, pedimos otra ronda. Para mi chica una Belgoo Saisonekke (que no veas para que me entendieran en la barra, el acento francés no es lo mío…). De 4.4%, seca, con aromas herbales y frutales. No estaba mal pero no nos entusiasmó. Y para mi una Delirium Nocturnum, con más cuerpo, más sabores mezclándose y un poco de alcohol al final del trago (9.5%) para compensar el dulzor de la cerveza, la disfruté como el que más.

Y después de esto y echarnos unas risas con algunos espontáneos, nos fuimos a dormir al hotel, al día siguiente nos esperaba Brujas…

 

Anuncios

11 comentarios en “Llegada a Bruselas

  1. La verdad es que nosotros fuimos con una pareja bastante viajada en Bélgica y nos ahorramos ese Chez Leon (y algún otro local). Ahora entiendo el porqué… ;). En cuanto al Delirium, esperaré a ver si hablas de la lupulada planta superior… ;). De cervezas, no conocía esa Lupulus Printemps, pero con lo que me sorprendió para bien la Tripel imagino que la de temporada tiene que ser una gozada, la verdad. Apuntada queda!

    Ansioso de leer la próxima entrada! Saludos!

    P.D. La foto de los carteles del Delirium es una pasada…

    • Pues si, y eso que cuando estábamos hablando tranquilamente con el chaval de la recepción del hotel, nos dijo que él iba a ir esa misma noche también porque era de lo mejor de la ciudad. Pero vamos, que a nosotros no nos pareció ni de lejos tan bueno…

      Respecto a la Printemps, en el restaurante donde comimos el último día nos explicó la camarera que solo se hace en primavera, lo que no sé es si se distribuye mucho en botella, porque no la vimos en ningún otro sitio, solo en el Delirium y en barril 🙂

      Un saludo!!

  2. Menuda toma de contacto jejeje. Lo de los precios del Chez Leon me parecen una sobrada, vale que puede estar buena la cerveza pero es exagerado.
    La Lupulus Printemps no la conozco pero por tu descripción suena bien. Me mata lo de “a very very very good beer” jajajaja.
    Queremos más episodios 😉
    Saludos Adrián!

    • Si, la verdad es que era bastante caro en general, pero en cuestiones de cerveza era una sobrada, lo típico para clavar al turista de turno…
      A mi también me pareció exagerado lo de tanto “very” jajajaja

      Un saludo, Gonzalo!!

  3. Jajaja, mola bastante como describen las cervezas, A very good jejeje parece que vienen las suecas. A nosotros nos encanta Bruselas y ya vamos conociendo sitios bastante chulos para pasarse, el tema del precio, ya sabéis, no es barato, pero bueno tiene lo que tiene, birrotes belgas que no son poco.
    Si os da por volver, si queréis os podemos decir algun sitiete oculto a la masa que os molara mogollón.
    Un abrazo

    • Jajaja las sueeeecaaaas!!
      Bueno, la verdad es que no nos pareció tan caro, al menos comparado con Madrid. Quitando el Chez Leon, que nos pareció desmesurado, el resto estaba dentro de lo esperado 🙂

      La verdad es que son sitios que se recorren muy bien, tranquilos, no es un mal sitio para repetir jejeje
      Un abrazo!

  4. Nosotros fuimos el año pasado a Bélgica y en cuanto pueda lío a mi mujer otra vez. Es una auténtica pasada. Imagino que disfrutaríais el viaje 🙂

    El Deliriums Café, sobre todo la parte de abajo con las 4000 cervezas me pareció una pasada, pero la parte americana de arriba tenía unos precios que me parecían de risa. Más o menos lo que le pasaría a un europeo, sobre todo un belga, que viene aquí y le piden $6 por cualquier trapense de 350ml, supongo 🙂

    Ahora que has hablado del restaurante me he acordado de uno en el que comimos de forma impresionante y además mucha de la gente hablaba español. Era un restaurante portugués como a 15 minutos andando de la Grand Place. Una pena la cerveza, ya que la selección era bastante pobre (básicamente Leffe, que no está mal, pero no es mi favorita en casi ningún caso), pero la comida compensó a pesar de no ser lo que se dice barato. Me tenía que haber acordado antes… :s

    ¡Salud!

    • Si que disfrutamos el viaje si, la verdad es que nos gustó mucho todo lo que vimos 🙂

      A mi la parte de arriba también me pareció cara, aunque si que subimos alguna vez, sobre todo cuando teníamos ganas de estar más tranquilos, pero después de pedir en la otra planta. Ya contaré otro día más del Delirium

      Bruselas no es barato, pero viviendo en Madrid tampoco lo vi mucho más caro, y en cuanto a cervezas bastante parecido (dejando a un lado la típica “caña”). Lo que pasa que una cosa es que no sea barato, y otro la sobrada del Chez Leon, para todo hay un término medio…

      Un saludo!!

  5. Bruselas no es barato si te limitas al centro turístico (y ni eso, porque hay bares geniales en el centro, pero tienes que conocerlos). Los Flamencos tenemos una relación “rara” con Bruselas, y sólo empecé a apreciar la ciudad siendo estudiante de universidad, pero ahora me encanta y suelo ir al menos una vez por visita a Bélgica (>=2 veces/año). Así que : evitar la Rue des Bouchers (donde está Chez Léon) o sólo mirar pero nunca pedir nada en los sitios allí. Para comer : la zona de Sint – Katelijne, para beber : el barrio de Marollen, o típicos-tópicos del centro : Chez Moeder Lambic – la Bécasse – Poechenellekelder (bar con teatro de títeres típico de Bruselas) – Bier Circus…y por el próximo viaje, te puedo recomendar más sitios, si quieres.

    • Como ya comenté, a excepción de Chez Leon, el resto no nos pareció excesivamente caro, sobre todo comparando con Madrid y como bien dices, habiéndonos movido principalmente por el centro de la ciudad 🙂

      A esa zona solo fuimos el primer dia a Chez Leon y por supuesto, al Delirium Cafe (varias veces porque nos gustó mucho tanto por variedad como por precios). El resto de días, visitamos alguno de los que comentas, y algún otro que ya pondré porque no tengo a mano la chuleta y no recuerdo bien el nombre jejeje, y por supuesto, no tenían nada que ver con el resto de sitios que hay alrededor de la “Rue des Bouchers”.

      Nos gustó mucho el viaje y no lo descarto para repetir, así que tendré en cuenta tu ofrecimiento, muchas gracias! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s