Beer for dummies: Fermentación en botella

Aunque tenía otra entrada casi preparada para la segunda entrega de Beer for Dummies, me he decidido por explicar de forma fácil y resumida lo que significa la llamada “segunda fermentación en botella”, ahora explico el motivo.

Hace unos días, tomándome unas buenas birras con unos amigos, me contaron que habían estado en un mercado tradicional y habían probado una cerveza artesanal. Resulta que al echar un poco en el vaso salía espuma como si no hubiese mañana y, para más datos, mi colega me dijo que al probarla le recordaba a la sidra. Preguntaron por lo de la espuma y la respuesta fue que era así, porque ellos fermentaban en la botella y eso era normal. Pues no, no lo es, y si además huele/sabe a sidra, mal vamos (salvo que sea buscado, cosa que dudo seriamente).

El proceso que realizan muchos cerveceros, y la gran mayoría de los homebrewers, es el siguiente. Primero la cerveza fermenta en en un fermentador (cubo, bidón, lo que sea, pero no en la botella), se añade levadura, se mantiene una temperatura constante y a esperar unos días hasta que acabe. Y después de esto, viene lo de la llamada “refermentación en botella”.

Al embotellar, acabado ya el proceso de fermentación, se añade una pequeña cantidad de azúcar (mejor en almíbar) junto con la cerveza verde. Lo que esto provoca es que los restos de levadura que quedan en el líquido, se coman los azúcares, formándose de esta manera el gas en la cerveza. Y como la botella está (o debería estar) bien cerrada, el gas se queda dentro. Hasta aquí la forma resumida y nada técnica de esta etapa de la elaboración de cerveza.


Ahora, si cuando abrís una botella, el líquido sale disparado como un géiser (mirad el vídeo), o al echarla al vaso aparece más espuma que en la fiesta de la dicoteca de verano, es que algo se ha hecho mal. Puede deberse desde una contaminación (recordemos que hablamos de levaduras vivas, cualquier bacteria que se cuele la puede liar), haber embotellado antes de tiempo (hay que dejar que la levadura haga su trabajo hasta el final en el fermentador), mal acondicionamiento, o incluso haber puesto demasiada azúcar para el proceso de carbonatación.

Pero lo que seguro que no es, es que sea porque es una cerveza artesana y porque os digan que “nosotros lo hacemos así”. Flaco favor se hace diciendo eso, y si encima tiene sabores indeseados, apunta más a contaminación que a cualquier otra cosa.

¡Hasta la siguiente entrega!

Anuncios

10 comentarios en “Beer for dummies: Fermentación en botella

  1. Jajajaja!!! Menuda salida la del “enteradillo” con lo de la segunda fermentación en botella… jajaja! Desgraciadamente ni eso es novedad, ni tampoco será el último que lo haga… Por suerte cada vez son menos los que intentan colarla y sobretodo cada vez hay más gente que sabe cuando se la intentan colar…

    Un saludo refermentado ;)!!

    • Pues si, supongo que poco a poco la gente ya va conociendo más cosas sobre la cerveza, pero como todo, siempre habrá gente que se intente aprovechar del desconocimiento, como pasa en muchas otras cosas, lamentablemente…

      Un saludo!! 😀

  2. Muchas gracias por la explicación. A mí desde luego ya no me timan. Sí, el amigo del que habla soy yo. Y la cerveza no la voy a nombrar por no entrar en polémicas, pero conmigo ya que no cuenten.

  3. Joer, pero qué morro tiene la gente, ¿no?. Yo siempre pongo el mismo ejemplo: me compré en El Cervecero varias botellas de Dupont, y me salieron todas con gushing. Total, que escribí a Dupont y en una hora me contestaron pidiéndome disculpas y diciéndome que fuese a donde las hubiese comprado que me las cambiaban. Dicho y hecho, sin problema ninguno. Y resulta que estos te hacen pasar una cerveza pocha por una delicatessen que ni las de Cantillon. Y todo, ¿para qué? ¿por no renunciar a los 2 euros que cuesta el botellín? ¿por no reconocer que te ha salido mala una cerveza, cosa que a todo el mundo le puede pasar? En cosas como esas es donde vez la distancia que existe entre hacerte unas birritas en la bañera de tu casa y tener una empresa, y que cada uno se sitúa en el extremo que quiere o puede. Pero engañar a la gente, a tus clientes, a quien en definitiva te paga el sueldo, eso sí que es imperdonable…En fin, allá ellos.

    Saludos!!

    • Exacto!
      A todo el mundo le puede salir mal un lote, pero hombre, si lo haces mal, deberían pasar dos cosas. Si sabes que está mal, no lo saques a la venta, lo deshechas, haces otro y te aguantas, pero no te tiras piedras contra tu tejado.
      Y si no lo sabes, porque puede haberse estropeado después, si alguien te lo dice o lo ves cuando un cliente abre la botella delante tuya, reconoce que no está bien y cambia el producto al que te lo está pagando.

      A mi también me ha pasado lo que comentas con un par de productores y su respuesta fue muy positiva, ofreciéndome nuevas botellas para compensar la pérdida. Y así debería ser, es más, yo sigo comprando cerveza de esas cerveceras porque me gustan, y porque han demostrado humildad y querer hacer las cosas bien de cara al cliente.

      Un saludo!!

  4. A mi me queda una duda, cuando el tio dice “nosotros la hacemos así” de que hablaba de la cerveza o de la sidra? XD XD
    Lo que más me fastidia es que haya gente que nos quiera tomar por tontos. En fin, al final el problema es para ellos.
    Saludos Adrian!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s