Maridajes imposibles con Nómada Brewing

El viernes pasado tuve el placer de acudir a una cata en La Tape, englobada dentro de su “Beer&Music Weekend”, unos días en los que las cervezas de Kaizen Brew, esto es, Dawat, Nómada y Brønhër se reunían en los grifos para el disfrute de todos.

La cata fue dirigida por Javier Aldea, maestro cervecero por todos conocido y que ahora está a los mandos de las instalaciones en Dawat, en donde además de elaborar sus propias recetas, está dando una vuelta de tuerca a los productos de la marca conquense. Antes de empezar nos contó cosas muy interesantes, como el objetivo de realizar todas las cervezas sin gluten, algo que sin duda alguna los celíacos agradecerán.

La cervezas de la cata fueron acompañadas por los maridajes imposibles propuestos por Javier, todos con la habitual y cuidada presentación y elaboración con la que La Tape nos tiene acostumbrados. Las tapas, a excepción del queso, fueron todas vegetales, ya que Javier Aldea es fiel defensor de esta forma de vida, excluyendo de su dieta todo lo que provenga de los animales.

nomada

La primera de las cervezas fue la Dawat Black is Back, una stout de 5% muy suave, con notas a café y de trago largo. La recomendaría para gente que no ha probado muchas del estilo, pero en mi opinión se queda algo floja. Esta receta también va a ser revisada por Javier Aldea en futuros lotes, la que nos tomamos era anterior a su llegada. Fue maridada con spaghetti de mar, que en mi opinión potenciaba algo más la cerveza.

Nómada

Continuamos con la Nómada Estepa, una saison de 5.5% con tonos cobrizos (si no recuerdo mal, también se usa centeno en su elaboración) y con un espectacular aroma floral y afrutado proveniente de la levadura utilizada, según nos contó Javier. En boca se hace algo más suave de lo que promete el aroma, siendo una cerveza fácil de beber, con un final algo amargo. Fue maridada con una croqueta de alcachofa con almendra.

Nómada

La tercera cerveza fue la Nómada Tundra, una golden de 6% ale elaborada con levadura saison, con un intenso aroma que recuerda a cítricos, flores. En boca se repiten estos patrones, también frutas como podría ser melocotón, pan, con un toque ácido pero nada estridente. Yo que no soy precisamente un aficionado al estilo, tengo que decir que me gustó mucho. La acompañamos con espárrago en tempura y miel.

Nómada

Con la cuarta ya nos fuimos a algo más contundente y que ya conocía, la Nómada Royal Porter, una de mis cervezas favoritas. Una porter de 10% bien escondidos, con intensos sabores a café, chocolate, un punto licoroso, una delicia. Fue maridada con queso en aceite, algo que no se me hubiera ocurrido y que reconozco que estaba bastante bueno todo junto.

Y para acabar la cata, la Nómada Papaya Crash, una Imperial IPA de 8.8% elaborada con cinco lúpulos (Topaz, Centennial, Cascade, Citra y Summit) y que ya en aroma es una fiesta tropical. Tengo que reconocer que como no he comido nunca papaya, no puedo decir que me oliese/supiera a papaya, pero sí que te recuerda a los aromas tropicales de los zumos u otras frutas. En sabor está también muy presente, con un punto de amargor que no es exagerado para ser una IIPA, y con el alcohol integrándose muy bien. Esta también me gustó mucho, y dimos buena cuenta de ella después en los grifos de La Tape. Fue maridada con un bombón de jalapeño.

Nómada

Y con esto dimos por concluida una cata muy interesante, con buenas cervezas y un buen ambiente. Más tarde, ya de forma más desenfadada y después de alguna cerveza que otra, estuvimos hablando un poco de todo, donde uno se da cuenta de que no es nada fácil vivir de hacer cerveza, que lleva mucho esfuerzo pero que si de verdad te gusta, como al menos a mi me transmitió el equipo de Kaizen Brew, merece la pena.

Nómada Por allí coincidí también con Benji, al que por fin pongo cara y que estaba a los mandos del maridaje musical (¡queda pendiente la visita a Cuenca!), que también se le ve muy motivado en su nueva etapa cervecera trabajando en Dawat y viviendo el mundo de la cerveza desde dentro, como él mismo me decía.

Por último os dejo con un vídeo promocional de Kaizen Brew, y aprovecho para dar las gracias al equipo de La Tape por la invitación al evento, donde pudimos disfrutar una vez más de buenas cervezas acompañadas de buenas tapas.

Anuncios

6 comentarios en “Maridajes imposibles con Nómada Brewing

  1. Parece que lo pasastéis muy bien. Buenas cervezas e interesantes maridajes. La Papaya a mi se me olio a papaya que si la he tomado alguna vez. A las Saison las voy pillando el punto, pero me gustan las que no se pasan de acidez y tienen muchos matices frutales y florales.

    Un saludo Adrián.

    • La Papaya Crash me gustó bastante, puede que como Imperial IPA te esperes más potencia de lúpulo, pero como yo las prefiero así, más bebibles, me gustó más. Y el alcohol está muy bien integrado.
      A mi me pasa como a ti con las saison, no me gustan las que son muy ácidas, por eso la Tundra me gustó mucho, porque tiene los aromas y sabores de estas cervezas, pero con una acidez muy contenida. Muy apta para acompañar varias comidas, sobre todo para los que no nos gusta el vino 🙂

      Un saludo Andrés!

    • La verdad es que estaba bien buena la croqueta! Todos las tapas iban bastante bien con las cervezas, eso si, el bombón de jalapeño picaba lo suyo… estaba bueno, pero era para beberte una pinta seguida, cosa que hicimos después jajaja

      Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s