#LaRonda 32, Pale Lager

En la edición número 32 de #LaRonda, es Rul, del blog Tortubeer, el encargado de proponer un tema, invitándonos a opinar sobre las “Pale lager” y su situación actual.

Por un lado, creo que muchos coincidiremos en que, al menos en España, la gran mayoría de las grandes cerveceras han estado ofreciendo un producto del estilo que a muchos ha terminado por cansar (Mahou, Cruzcampo, etc.), y más teniendo en cuenta la gran oferta de buenas y diferentes cervezas de la que podemos disfrutar hoy en día.

Por experiencia propia, y por lo que veo del entorno que me rodea, cuando alguien empieza a probar buenas ale, con sabores y aromas algo más marcados, les cuesta volver a las lager convencionales. Pero con el tiempo, y en este caso hablo más de forma personal, uno vuelve también a disfrutar de este estilo, aunque ya no se conforma con cualquiera, el haber entrenado un poco el paladar y el olfato, hace que quieras probar cervezas mejores. Una de las habituales en casa cuando empieza a llegar el calor es la Augustiner Lagerbier Hell, a muy buen precio (como casi todas las alemanas), sabrosa y refrescante, pero ligera para beber a buenos tragos.

La Virgen

De un tiempo a esta parte estamos viendo aparecer más lagers, aunque cargadas de lúpulo, cervezas acuñadas con el nuevo estilo “hoppy pils”, que están empezando a calar entre el público. Naparbier, La Quince, Sevebrau, son ejemplos de cerveceras nacionales que han sacado buenas cervezas lager lupuladas, aunque no serían estrictamente el estilo del que queremos hablar.

Volviendo a las “pale lager”, creo que podría aplicarse esa norma no escrita de que hacer cervezas suaves y equilibradas es mucho más complicado que hacer cervezas potentes, donde con un poco más de lúpulo o de maltas especiales podamos “tapar” algún defecto, o al menos disimularlo. Desde el punto de vista de elaboración casera de cerveza, por intentar aportar algo más a esta ronda, este es posiblemente el estilo más complicado de realizar, se necesita un buen equipo para fermentar “en frío”, y también para controlar la temperatura progresivamente en fases determinadas. Es más fácil que aparezcan defectos como el DMS o diacetilo en cantidades no deseadas si no controlamos bien el proceso. En una ale, por el contrario, es más sencillo evitarlos.

zeta

Y esta puede que sea también una de las razones por las que muy pocas micro-cerveceras nacionales se aventuren a sacar lagers al mercado, la dificultad del proceso y el tener buenos equipos que te permitan jugar con esas temperaturas, hacen que sea algo más arriesgado lanzarse si no lo tienes muy claro. Aunque tenemos el caso de Zeta en Valencia, cuya primera y hasta hace poco única cerveza (están trabajando en una nueva cerveza) fue precisamente una lager (Helles), que pude disfrutar de barril un par de veces y recomiendo probar. La Virgen con su “Madrid Lager”. Dawat, con tres lagers de diferente graduación entre su catálogo. Otras también tienen entre sus APA, IPA y diferentes estilos lupulados una versión más suave, como Dougall’s y su Raquera o Sevebrau con su Gusti Export y Pils.

En definitiva, no creo que haya solamente una causa que haya desplazado un poco a este estilo frente a otros, más bien un conjunto de situaciones que hacen que sea (o al menos lo parezca) algo más arriesgado lanzarse al mercado con una cerveza más suave y menos lupulada. Aunque según lleguen los calores, estoy seguro de que serán consumidas en mayor cantidad 🙂

Anuncios

16 comentarios en “#LaRonda 32, Pale Lager

  1. Una buena lager, pale o no pale, es una cerveza mucho más compleja que lo que estamos (o están) muchos acostumbrados. Y si no las hacen más cerveceras pequeñas es porque es mucho más difícil sacarle rendimiento por ser más caras de producir (aunque lleven menos lúpulo ocupan el mismo espacio más tiempo que la mayoría de las ales), necesitar instalaciones más complejas y caras y con una competencia en precio en sus estilos mucho más feroz, con cerveceras grandes produciendo cerveza de muy buena calidad a precios irrisorios, sobre todo en Alemania y la República Checa. Pero cuando salen cosas, yo al menos lo agradezco. Y al que no la beba porque es “industrial” no sabe lo que se pierde cuando es buena.
    ¡Salud!

    • Estoy de acuerdo en lo de la dificultad para producirlas. Creo que si esta bien hecha, una Lager es una cerveza que puede tener complejidad aunque los aromas y demas matices sean más sutiles. Pero creo que esa sutileza las hace muy bebibles y menos… digamos “pesadas” que las Ale.
      Yo suelo consumir Ale pero cuando llega el calor se agradecerían mas Pilsner, Pale Lager, Helles… artesanas y bien hechas.
      Saludos!

    • Efectivamente, al ser cervezas más suaves, muchos tal vez lo relacionen con “fáciles de elaborar”, y justamente es todo lo contrario. A nivel de micro, entiendo que sea algo difícil de mantener, aunque cuando el catálogo de cervezas empieza a crecer, es normal ver alguna lagar entre ellas. Y si, se disfrutan mucho cuando son buenas 🙂

      ¡Un saludo!

  2. Muy buena aportación, sobre todo esa visión desde el punto de vista de la elaboración, que los que no nos hemos lanzado a esa aventura nos imaginábamos pero explicado así queda mucho más claro.

    Está claro que a priori este estilo puede parecer maldito por que rápidamente lo identificamos con “industrial”, pero has puesto buenos ejemplos de elaboradores que dan un buen giro de tuerca al estilo y aportan algo más.

    Saludos,

    • Al igual que pasa con otros estilos (y con otras cosas en la vida), no todas las lagers son iguales, puede haber muchas diferencias, y las que están buenas, están muy buenas 🙂
      Pero la elaboración es costosa y el mercado está lleno de lagers, buenas y baratas, por lo que es difícil meterse de lleno si eres una micro, supongo…

      Un saludo Miguel!

  3. Creo que cada vez mas productores se animan a elaborar Lagers y cada vez de mas calidad. Tengo la entrada escrita a ver si la reviso y la publico este fin de semana. Estoy de acuerdo contigo en un punto que creo que yo no he tocado y es la dificultad debido a las temperaturas y equipos.
    Un saludo Adrián!

    • Yo es que lo veo a nivel casero, para mi, con los medios de los que dispongo, me es totalmente imposible hacer una lager, y la verdad es que me gustaría mucho poder hacerla. Si eso lo extrapolas a fábricas, entiendo que el coste de los equipos y de las producciones sea superior, no es lo mismo fermentar a 18 ºC que a 8 ºC 🙂

      Un saludo Andrés!

  4. Yo creo que para hacer una buena pale lager no hace falta tirar de lúpulo, las hay excelentes. El problema es que atrae mucho más una Stout o una IPA y parece que una pilsner sabe a poco.
    Buena reflexión Adrián.
    Saludos!

    • Estoy de acuerdo contigo, no hace falta meter lúpulo a paladas. Pero bueno es lo que se lleva y hacer una cerveza más suave es más arriesgado. Yo pienso que todo tiene su momento, a mi hay días que, incluso teniendo en la nevera frías dos o tres IPA, no me apetecen, y o no bebo nada o busco a ver si tengo alguna más suave 🙂

      Un saludo Gonzalo!

  5. BUENA DISERTACIÓN Y AÚN MAS BUENA LA FOTO QUE LA ACOMPAÑA, COMO NOS TIENES TAN MAL ACOSTUMBRADOS.
    YO CREO QUE A LA GENTE LE CUESTA MENOS PAGAR 2 O 3 EUROS POR UNA IPA O STOUT COMO DICE GONZALO, QUE LES SABE DISTINTO, A PAGARLO POR UNA LAGER.
    COMO ANÉCDOTA, ESTANDO EN ANIMAL UN DIA CUANDO EMPEZARON A TRAER KERNEL Y ME PASÉ UNA MAÑANA A PROBARLAS, DESPUES DE DOS O TRES, ME QUEDABA UN RATILLO LIBRE ANTES DE IRME Y POR NO VOLVER A PEDIR OTRA, QUE YA LLEVABA GASTADO UN PASTIZAL, VI QUE TENÍA LA VIRGEN MADRID LAGER PINCHADA, QUE ERA LA HABITUAL DE BATALLA EN EL LOCAL. ESTA CERVEZA ES BASTANTE BUENA, HE ESTADO EN LA FÁBRICA, ME HAN ENSEÑADO EL PROCESO, LA HAN DEFENDIDO COMO NADIE Y ME GUSTA, POR LO QUE PEDÍ UNA MEDIA PINTA DE ELLA, MUCHO MAS BARATA QUE LAS KERNEL Y CHICO, QUE DECEPCIÓN, ME SUPO SUPERAGUADA E INSIPIDA. Y NO LO ES, PERO FRENTE A OTROS ESTILOS, SE LA COMEN, POR MUCHOS MATICES QUE ME DIGAIS QUE TIENE.
    LAS ÚNICAS LAGER DE MICRO ESPAÑOLAS QUE TIENEN CIERTO ÉXITO SON LAS QUE METEN UN PUNCH DE LÚPULO O GRADOS DE MAS. YO SI VOY A LA VIRGEN ME APETECE MAS PROBAR SU VERANIEGA O LA OATMEAL STOUT QUE LA LAGER, SI VOY A NAPAR HABIENDO AMBER, BLACK RAIN, AKER O PORTER NO TOCO SU PILS, SI VOY A DOUGALL´S ME APRETO 942, KAJUN O LEYENDA Y A LA RAQUERA QUE LA DEN VIENTOS, ES ASÍ.
    SALUDOS!

    • Hombre Jorge, si te metes dos pepinos de lúpulo y luego bebes una lager, lo normal es que no te sepa a nada, pero ni la de La Virgen, ni ninguna otra…
      Es cierto que por el mismo precio la mayoría prefiere comprarse cosas lupuladas, o cervezas más potentes, pero creo que todo tiene su momento, como le comentaba a Gonzalo. Precisamente las veces que he ido a la fábrica de La Virgen he empezado por la Lager, me siento en la terracita al sol, relajado, entre colegas, y de paso me refresco un poco. Luego es cierto que suelo cambiar y pido la Veraniega o la 360º, pero curiosamente los amigos con los que he ido (no cerveceros) suelen tomar siempre la Lager, y repiten.
      Y tampoco nos olvidemos del público objetivo, tú y yo nos tomamos una Aker, pero otros que no han probado tantas, o que una Aker les parecería lija del 8, se toman una Pils, esto es así y lo veo muy a menudo con gente que no bebe mucha cerveza, o directamente no quiere complicarse mucho la vida a la hora de pedir algo en la barra.

      Por cierto, el verano pasado estuve en la fábrica de Dougall’s, y después nos quedamos a comer en Liérganes. A la hora de comer, ¿sabes qué cerveza pedimos? la Raquera, todo tiene su momento 😉

      Un saludo Jorge!

  6. Estoy muy de acuerdo con todo lo que comentáis. Creo que el problema es el precedente negativo de las macros, ya que parece que hay que huir de eso, y como decía Jorge en su post, les ha tocado a las lager como podría haber sido cualquier otra cosa. En fin, no me quiero adelantar demasiado ya que publicaré mi opinión en el post dentro de poco, pero estoy muy de acuerdo y creo que la mayoría coincidiremos (otra vez) con las líneas generales del post: las lagers tienen mucho recorrido y mucho por ofrecer.

    Un saludo a todos.

    • Ayer mismamente en la cata que organizamos, la primera cerveza fue una lager (Dawat 5). Inicialmente gustó bastante, pero después de probar todas algunos hablaban que si tuvieran que elegir quitar alguna, la primera que descartarían sería precisamente esa. Supongo que el estar tan habituados a beber cervezas del mismo tipo hace que cuando pruebas otras cosas más “sabrosas”, te llamen más la atención.

      Un saludo Pau!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s