BlogBrewing: Día de elaboración

Sábado, 06:45 de la mañana y suena el despertador, en un primer momento maldigo todo lo que se me pasa por la cabeza porque pienso que hay que ir a currar, de pronto me doy cuenta de que es sábado y que he quedado para hacer cerveza. Qué leches, ¡vamos a desayunar con ganas que hay que ponerse manos a la malta!

Unos cuarenta y cinco minutos en coche me separan de casa de Álvaro, según llego a su pueblo empieza a asomar el sol por el horizonte y me doy cuenta de que en todos los años de mi afición a la fotografía, nunca he sido capaz de levantarme tan temprano para hacer fotos del amanecer (soy más de atardeceres…), tiene narices que por remover agua y malta de cebada sí lo haga 😀

Por el camino ya Álvaro me avisa de que está el agua calentando y la malta molida, así vamos ganando tiempo. Una vez en el garaje me explica su equipo y demás trastos que tiene por allí, además de ponerme los dientes largos con “nosecuantos” lotes que tiene en secundario con diferentes ingredientes.

BlogBrewing

El equipo se compone de dos barriles descapotados que hacen de ollas para calentar agua (lo que los americanos llaman HLT o Hot Liquor Tank, que les van más los nombres molones), macerar y hervir, ambos con sensores de temperatura conectados a un PID (espero decirlo bien, sino ya me corregirá Álvaro jejeje). El macerado lo hicimos con recirculado contínuo, esto es, mediante una bomba se pasa el agua caliente de la olla al macerado por arriba, por debajo se extrae y vuelve a la olla pero a través de un serpentín (que está inmerso en agua caliente), de aquí vuelta al macerado. Con esto se busca conseguir tener una temperatura lo más homogénea y constante posible. De vez en cuando removíamos el grano para homogeneizar mejor el macerado, aunque estuvo más o menos en el rango que queríamos.

Tras el macerado, sacamos unos 32 litros de mosto listos para hervir, con una densidad algo por debajo de lo que esperábamos, ya que tuvimos un pequeño percance con la bomba y tuvimos que adaptarnos sobre la marcha. Dejamos de lavar con esos litros y nos quedaron otros seis de mosto que guardamos en una garrafa y preferimos no añadir al hervido (al menos no a este hervido, otro día lo explico).

Al final entre unas cosas y otras terminaron siendo unos 22 litros finales en el fermentador, tras hora y media de hervido, con una densidad inicial de 1060, que nos sorprendió un poco ya que la esperábamos algo más elevada. Tal vez las mediciones previas al hervido no las hicimos a la temperatura correcta o vete a saber, pero bueno, es lo que hay y tampoco fue un desastre ni mucho menos.

Con la ayuda del serpentín, esta vez ya con agua fría, bajamos la temperatura en la olla hasta unos 22 ºC, y de ahí directa al fermentador. Pero no inoculamos la levadura, el fermentador se fue a una nevera, con control de temperatura, y estuvo unas horas enfriando hasta que ya por la tarde, Álvaro añadió la levadura estando el mosto en unos 18 ºC. Para este lote hemos utilizado el barrillo rescatado de una elaboración anterior (una sweet stout), donde se usó la levadura líquida WHITE LABS – WLP002. En esta afición es como lo que dicen del cerdo, ¡se aprovecha todo!

Sin duda alguna pasamos una gran jornada cervecera, compartiendo experiencias y también buenas cervezas caseras jejeje. Es una de las partes más gratificantes de esta afición, juntarse con gente a hacer cerveza de forma conjunta, cambiar cervezas, aprender de los conocimientos de los demás, en definitiva, compartir de forma desinteresada y disfrutar.

Ya os contaré cómo va la cosa, pero eso será dentro de unos cuantos días, cuando la fermentación acabe 🙂

Anuncios

5 comentarios en “BlogBrewing: Día de elaboración

  1. ¿Preparástéis una Stout también? Lo digo por el colorcillo que veo en las fotos.
    Tiene pinta de que pasastéis un buen día y que no te lean en el trabajo que no te da pereza ir a hacer cerveza 😉

    Un saludo Adrián!

    • Es una porter (se buscaba robust porter, pero con esa densidad, no creo), con idea de que no atenuase mucho (de ahí la levadura usada) para intentar buscar un punto dulce en la cerveza 🙂
      jajjaja es que tío, sábado y sonando el despertador a la misma hora que el resto de la semana, por un momento se me cruzaron los cables XD

      Un saludo Andrés!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s