Crónica Congreso ACCE Burgos 2017 (I)

Durante los días 3, 4 y 5 de marzo (algunos empezamos ya el día 2…), se celebró el congreso anual de la Asociación de Cerveceros Caseros Españoles (ACCE), que esta vez tuvo lugar en Burgos (cada año es en una ciudad diferente). Hasta allí nos desplazamos casi 300 personas de forma escalonada, dispuestos a disfrutar de las actividades, la gente y por supuesto, de la cerveza.

En mi caso fue la primera toma de contacto con este gran evento, hasta ahora no me había animado a ir por diversas razones, y eso que el año pasado lo tenía cerca al celebrarse en Torrejón de Ardoz. Desde Madrid nos pusimos de acuerdo unos cuantos amigos para repartirnos en coches, cargarlos hasta los topes (ríete tú del anuncio de Ambar, si nos llegan a parar a nosotros…), y llegar a tiempo de dejar las cosas en la habitación del hotel y salir corriendo para Burgos centro a comer unos pinchos y tomar unas cañas, que se alargaron hasta vete a saber qué hora en una de las cervecerías de moda burgalesas, hablando de un “cerdo enterrao” y de no sé cuantas historias más…


La mañana del viernes estaba dedicada a las excursiones a fábricas. En mi caso la visita fue a la fábrica de Dolina, como a unos veinte minutos en bus del hotel donde se celebraba el congreso. Pero antes me pasé por el salón donde tuvo lugar el examen para juez BJCP para hacer unas fotos y de paso saludar a Aurora de Labirratorium, que estaba allí en calidad de “proctor” junto con otro chico. Para los que no sepan lo que es esto de “proctor” (como yo, que me lo tuvieron que explicar), se trata de las personas que realizan la cata del examen con la que luego se comparará la de los “alumnos”, digamos que es algo así como la referencia con la que se compara las hojas de examen de cada aspirante a juez BJCP.

Sobre las 10:30 salimos para Dolina y allí nos recibieron los chicos amablemente y nos hicieron una visita guiada por sus instalaciones, terminando con una cata de varias de sus cervezas, tanto en barril como en botella. Tengo que reconocer que lo de las visitas a las micros ya no me despierta tanto interés como hace unos años, al final son todas muy parecidas y se empieza a hacer algo aburrido, pero en este caso al ir con tanta gente se hizo amena, sirvió para romper un poco el hielo con personas que no conoces y con la que luego te cruzas varias veces durante el congreso. Y como digo, los responsables de la cervecera fueron muy majetes con nosotros, y con nuestras preguntas 🙂

Después de la visita, y como todavía quedaba un rato hasta la hora de comer, apareció como por arte de magia un mini-corni de 6 litros (que me ponía ojitos…) lleno de una IPA muy pintona. Así que en el parking del hotel y en plan botellón, sacamos los vasos y nos pusimos a charlar un rato a la fresca sobre el juguete dispensador de cerveza y otras tantas cosas. Por ahora resisto, pero uno de esos mini-barriles tarde o temprano acabará en mi casa, si no me ponen la maleta en la puerta antes claro…

La comida del viernes fue un poco caótica en cuanto a cerveza se refiere. Con tanta gente en el comedor, la gestión de los barriles no se hizo como debería y acabamos bebiendo agua para comer por no estar haciendo cola para llenar una jarra de cerveza. Esto se fue mejorando progresivamente durante el congreso, aunque tengo que decir que los 19 litros de la “amber ale” en barril que yo llevaba (bueno en realidad eran 38 litros, ya que otro amigo llevaba otro barril que tampoco vimos) estaba destinado a las comidas y no lo vi pinchado nunca, vamos que no he podido probar mi propia cerveza (tengo alguna botella en casa de la que daré cuenta estos días, pero me hacía ilusión lo del barril y recibir comentarios de los que la probasen). La parte positiva, por intentar quedarme con lo bueno, fue que al recoger el corni el domingo estaba vacío, así que digo yo que al menos alguien lo bebería…

Estaba claro que el viernes no era mi día, el primer taller al que estaba apuntado (elaboración de pan en casa) no se realizó a la hora prevista porque faltaba el ponente, por lo que se retrasó y se solapó en horario con el siguiente, un taller de defectos algo más completo que el que había hecho semanas atrás en Madrid. Así que de los tres talleres solamente pude acudir a dos. El último al que acudí fue uno de introducción al uso de frutas en la cerveza, del que me quedé con alguna pincelada interesante, pero que terminó por desmadrarse con la cata de las cervezas que se ofrecía al público durante el taller (cervezas con frutas añadidas), se veía venir 😀

Tras el último taller ya llegaba la hora de la cena, donde el tema de las cervezas no había mejorado mucho, así que guardamos fuerzas para la primera jornada del bar. Lo que estaba previsto era una pizarra de 23 grifos simultáneos donde se rotarían a horas determinadas un montón de barriles de mucha gente durante toda la noche. La realidad fue otra, unos 14 grifos abiertos, apenas rotación, y un “ligero” cabreo de gente que esperaba por sus cervezas. Hay que reconocer el esfuerzo y dedicación de la organización, muchas horas organizando y trabajando, pero el viernes la gestión del bar fue un poco desastrosa, una pena.

Me gustaría mencionar a los chicos de Cerveceros del Bierzo (creo que sólo estaba uno de ellos), que llevaron un cask con una english pale ale clásica de libro y muy disfrutable, que nosotros mismos nos pudimos servir con una bomba de mano, algo que sin duda animó a más de uno a pasarse por el puesto y echarse unas cañas.

Cuando el cuerpo no pudo más, retirada a la habitación hasta el día siguiente, pero eso ya lo cuento otro día 🙂

Anuncios

8 comentarios en “Crónica Congreso ACCE Burgos 2017 (I)

  1. Buenas!!!

    Muchas gracias por la crónica y sobre todo por esa mención! Si, efectivamente, sólo estaba yo, mi compi Rubén no pudo asistir al evento. Me alegro que te gustase la English Pale Ale que hicimos en casa con todo nuestro cariño!

    Espero que nos veamos pronto!

    Un saludo!

  2. La verdad que una pena que en un congreso de cerveceros caseros acabasemos comiendo y cenando sin cerveza xD Menos mal que había gente maravillosa para compensarlo!

    Un saludo!

  3. Hola buena cronica, al fin te puse cara en vallecas jeje. Que te parecio la ipa con mango del taller de frutas?…

    Cuesta encontrar gente para los feedback.

    Saludos

    • Buenas!

      Está bien ponerse caras sí, sobre todo a mi me viene bien, que apenas conozco gente “en persona” jejeje.
      Pues esa no me convenció, así como la “viena lager” me gustó bastante, esta no sé que tenía que no me gustaba, no sé si es que le faltaba tiempo para integrarse la fruta o qué era 🙂

      Un saludo!

  4. Hola, muy interesante tener otros puntos de vista de cómo fué y se disfrutó el congreso. Esperemos que en sucesivas ediciones mejoremos los puntos más flojos que hemos ido encontrando, de manera que cada año sea una experiencia mucho mejor :). Respecto a lo del desmadre del taller de frutas…es cierto que entre la cerveza, el calor que hacía y la mala acústica de la sala se desmangó un poco la cosa!! Yo me quedé un poco “plof” porque no salió todo lo bien que me hubiese gustado, pero bueno :S

    Pues nada, esperando con ganas la crónica del resto de días!! Un saludo

    • Buenas!
      La verdad es que el taller de frutas iba bien, pero ya sabes, a la gente le pones una cerveza delante y se acabó la calma… XD
      Yo al menos me quedé con algún detalle que espero poder probar con alguna cerveza antes de que llegue el calor…
      Un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s