Cómo marcar una olla de inox

Además de maltas, lúpulo, levadura y agua, los cerveceros caseros también se tienen que buscar la vida con otras cosas para mejorar un poco sus equipos. Desde que amplié el mío, me he propuesto intentar dejarlo lo más apañado que pueda en el menor tiempo posible, ya que si lo voy postergando para “más adelante”, veo que me jubilo antes de ponerme a ello, y os aseguro que quedan muuuuchos años para poder jubilarme…

Al lío, una de las cosas que quería era tener medida la olla en su interior, para ir viendo la capacidad antes y después del hervido y así controlar el proceso un poco mejor. Para ello hay gente que tiene soldada una varilla de inox graduada, otros se valen de herramientas con las que pueden grabar sobre dicho material. Mi caso era otro, ya que no dispongo ni de la varilla ni de las herramientas necesarias, por algo este blog se llama Cerveza Rudimentaria :-p

Obviamente, antes de marcar la olla, tendremos que medirla. Para ello vamos llenando con jarras, garrafas o lo que estimemos oportuno, y con trozos de cinta adhesiva vamos señalizando la cantidad de litros que vamos llenando. Como mi olla actual es de 12 litros, la primera marca la hice en 5 litros, y de ahí ya hasta los 11 litros.

El material

Una forma sencilla de hacer esto gracias a la química, con un poco de vinagre y sal, una pila de 9V o 12V (o un transformador de 12V, que fue lo que yo usé), unos cables y un bastoncillo, ya tenemos todo lo necesario. Antes de seguir leyendo, dejar claro que me he basado en la información encontrada en la red y que no soy ningún experto ni en química ni en electricidad, por lo que si os ponéis a hacer esto, será bajo vuestra total responsabilidad. Es más, al equipo necesario le añadiría unos guantes de goma y unas gafas protectoras (yo me las puse).

El proceso

En un vaso añadimos un poco de vinagre y sal (no os cortéis con la sal) y lo diluimos bien. A continuación cogemos dos cables, uno tiene que ir del polo positivo a la olla (lo pegamos con un poco de cinta), y el otro del polo negativo al bastoncillo, que será el que usemos para hacer las marcas. Este extremo será el que mojemos con la solución de vinagre y sal, que al contacto con el metal producirá la reacción que nos permita marcarla. Veréis que el bastoncillo se va oscureciendo según vamos haciendo marcas, es debido a la reacción de la solución y la electricidad (para más detalle consultar la Wikipedia).

A partir de aquí ya dependerá de lo mañosos que seáis, en mi caso he hecho honor al nombre del blog y las marcas digamos que han quedado muy… de andar por casa, pero cinco litros son cinco litros en mi olla y en una con un baño de oro y con las marcas en plata. Podéis comprar plantillas para los números, yo no tenía en casa y no me apetecía ir a comprarlas, para un día que saco un rato no iba a dejar de hacerlo por no dejar las marcas perfectas, pero sería lo suyo…

Como decía antes, recomiendo ponerse unas gafas protectoras y unos guantes, ya que alguna chispa saltó al empezar a marcar la olla, nada exagerado claro, pero tampoco merece la pena correr riesgos por esto, mejor prevenir que lamentarse 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s