Vacaciones en Baviera

En los tiempos que corren, o al menos por estos lares, casi cualquier cerveza que no lleve ingentes cantidades de lúpulo no es, ¿valorada?, ¿respetada?, como cualquier otra que lleve la palabra “hoppy” o “IPA” en la etiqueta. Estamos sobre-saturados de lúpulos explosivos, aromas tropicales, cítricos, resinosos, aromas que salen despedidos directamente a nuestras fosas nasales desde los vasos de pintas que se sirven sin parar en las cervecerías de nuestra ciudad.

Pero esto no es exclusivo de España, no, medio mundo se ha vuelto loco con el lúpulo (y así están los precios también…) y hasta en los estilos clásicos como las saison acabas viendo etiquetas donde pone que lleva dry-hopping.

Habrá que pedir algo de comer, ¿no?

Por supuesto, y mentiría si dijese lo contrario, a mi también me gustan las IPA, cada uno tiene sus preferencias en cuanto al perfil de cerveza lupulada, pero las disfruto como el que más, lo que no quita para que disfrute también de una buena lager alemana…

Y es que este año hemos dejado de lado la playa para irnos de vacaciones a tierras germanas, donde hemos pasado unos días recorriendo algunos puntos clave dentro del panorama cervecero mundial, entre otras cosas. La región de Baviera es a la cerveza actual como la pequeña aldea gala ante el avance de los romanos, resiste ante el envite de las tropas hipsters al servicio del emperador Lupulus con sus pócimas mágicas en forma de estilos clásicos de baja fermentación ejecutados a la perfección.

Y es que no os hacéis una idea de lo que hemos disfrutado con la cerveza durante este viaje, donde en cada pueblo o ciudad por el que pasábamos había varios locales con su cerveza propia (aquí lo llamamos brewpub, pero allí le llevan muchos años de ventaja a este término…), algunas tan peculiares como las famosas cervezas ahumadas de Bamberg (rauchbier), las helles servidas directamente de barriles de madera por gravedad, o las clásicas cervezas de trigo turbias, entre muchas otras. Porque sí, allí también hay variedad, así como no todas las IPA son iguales, no todas las lagers son iguales.

No es cuestión de comparar tradiciones tampoco, no tendría sentido. En Alemania la cultura cervecera está muy extendida, al igual que en España lo está la del vino, regiones diferentes con costumbres diferentes, simplemente que a los que nos gusta más la cerveza que el vino, nos damos cuenta que aquí queda mucho camino por recorrer, tanto a nivel del respeto por esta bebida que tanto nos gusta, como de estándares de calidad, por no hablar de precios.

Pero al precio de la cerveza no pienso dedicarle más líneas, estoy cansado de ese debate, simplemente iré mostrando la carta de algunas cervecerías que visitamos para que juzguéis por vosotros mismos (como único dato extra para que tengáis en cuenta cuando os pongáis a comparar, decir que el salario mínimo en Alemania casi dobla al de España).

Dividiré las etapas del viaje en varias entradas para no hacerlo muy pesado, próxima parada, Nuremberg 🙂

Anuncios

8 comentarios en “Vacaciones en Baviera

  1. No pienso perderme ni una sola de las entradas de este viaje. Una tourné así llevó pensándola hace tiempo y me pondrá los dientes más afilados aún.

    Un abrazo

  2. Yo estuve hace dos años recorriendo Baviera y, aparte que la zona me encantó, a nivel cervecero ha sido el viaje que más he disfrutado con mucho. Pude tomarme unas cuantas jarras de uno de mis estilos favoritos (dunkel), redescubrí las cervezas de trigo,… una maravilla y como dices a precios muy buenos. La verdad es que la cultura cervecera en esa zona es impresionante, y sin dejarse llevar por modas. Estaré atento a las diferentes etapas del viaje.

    Un saludo

    • No puedo estar más de acuerdo, se nota que llevan siglos de tradición, hay buena cerveza por todas partes y aunque siguen siendo fieles a sus estilos, los hacen perfectamente bien. Nosotros volvimos enamorados de las dunkel lager, había probado una o dos como mucho aquí antes, de botella, y allí probamos todas las que pudimos, una gozada vaya 🙂

      Un saludo!

  3. ESPERO ESAS ENTRADAS COMO LAGER DE MAYO JEJEJE. ¿Y POR QUE NO VAS A HABLAR DEL PRECIO? CON LAS GRANDES MARCAS ALEMANAS YA SABEMOS QUE NO SE PUEDE COMPETIR POR VOLUMEN, PERO ESTOS “BREWPUBS”? TENDRÁN UNOS VOLÚMENES MUCHO MAS PEQUEÑOS, SERÁ INTERESANTE COMPARARLOS CON LOS PÁTRIOS. UN SALUDO ENVIDIOSO ( ALGÚN DIA IRÉ…SNIF….)

    • No voy a hablar de los precios porque estoy muy harto del tema, y porque parece que si no aceptas todo lo que se pide por la cerveza por estos lares es que no sabes apreciarla, etc. Cada uno que piense lo que quiera, las fotos de las cartas que vas a ver hablan por sí solas.
      Sólo te diré que la cerveza más cara que pagamos fueron unos 4.50 euros el medio litro, en el puñetero centro de Munich. Pregunta en el Naturbier de la Plaza Santa Ana a ver a cuanto tienen la Estrella Galicia… (que también maneja volúmenes grandes…).

      Un viaje muy recomendable Jorge, incluso para hacer en familia, sitios tranquilos, no masificados, y no tienes que buscar mucho para la cerveza, hay por todas partes jejeje 😉

      Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s