California Dreaming, resultados

Hace unos días nos juntábamos en Labirratorium (por cierto, aprovecho para dar las gracias por cedernos su espacio en nombre de todos, ¡un lujo!) los miembros del equipo Madrid-Ciruelos para hacer la cata a ciegas de nuestras cervezas, con el objetivo de elegir las representantes de cara a las primeras eliminatorias. Uno de los estilos era California Common, estilo que intenté elaborar este año precisamente para esta actividad.

Mi cerveza la embotellé el 21 de diciembre, por lo tanto hubo tiempo de sobra a que carbonatase, luego simplemente metí el día antes un litro a la nevera y fue lo que llevé a la cata. Pero unos días antes quise hacer una cata en casa para comprobar después si catando a ciegas volvía a pensar lo mismo de mi propia cerveza, y además, si coincidía con lo que mis compañeros de equipo pensaban. Estas fueron las notas que yo tomé, decir antes que apenas habré hecho esto cuatro o cinco veces así que no le hagáis mucho caso a la hoja de cata, no estoy muy puesto en el tema.

Mi cata en casa. Click para ver más grande.

En la cata a ciegas hubo cinco cervezas de este estilo, y la verdad es que fui incapaz de reconocer la mía, es un ejercicio muy interesante si tenéis la oportunidad de hacerlo. Lo cierto es que aquel día catamos tres estilos (cinco cervezas de cada estilo) y este fue el último, por lo que lo de tomar notas ya iba bastante más fluido y se hacía en alto hablando entre todos. La puntuación que le puse a mi cerveza ese día fue de 33/50, algo por encima de lo que le puse en casa, y la “media” entre todos mis compañeros fue de 32/50, muy aproximado. Además, contábamos en el grupo con Carlos, juez oficial BJCP, que nos hizo a todos una hoja detallada de todas y cada una de las cervezas. En este caso su valoración fue de 34/50. Os pongo las notas, se ven en grande haciendo clic.

Si os fijáis, Carlos apunta a una ligera presencia de solvente en sabor, algo que sí se notó algo más en alguna de las candidatas. Y me parece un dato muy interesante ya que hablando después entre todos el principal denominador común de este fallo fue que en las cervezas que lo detectamos la temperatura de fermentación había sido algo más elevada de lo recomendado (en mi caso no subió demasiado, pero lo suficiente para tener cierta presencia de este defecto). Es más, la cerveza de Roberto, que fue la elegida de esta categoría, fermentó a  unos 15 ºC y estaba bien limpia. Tenía pensado volver a usar esta levadura este año, pero creo que voy a pensar otra receta porque no quiero problemas, si la vuelvo a usar, será en pleno invierno (si es que eso vuelve a existir alguna vez…) y con mucho hielo en el lugar donde fermento (qué ganas de tener una nevera donde fermentar…).

La actividad fue de lo más interesante, todos catamos las cervezas a ciegas y nos dimos cera unos a otros (de forma constructiva) para intentar elegir las mejores de la jornada y así de paso seguir aprendiendo. Mi impresión resumida de la cerveza es lo que pongo en las notas que tomé en casa, una cerveza fácil de beber pero sin muchas pretensiones, para cuando no te quieres complicar mucho y te apetece tomarte una cerveza ligerita. En mi caso, además de evitar por completo el defecto comentado, me hubiese gustado potenciar un poco más el sabor a caramelo y obtener algo más de cuerpo, tal vez el año que viene lo vuelva a intentar.
La cata de la NEIPA la dejo para otro día que sino ya se hacía demasiado larga la entrada 🙂

 

Anuncios

7 comentarios en “California Dreaming, resultados

  1. Echo de menos en Overall en la hoja de cata comentar que le falta algo de carafa 😛
    Y ahora ya en serio, yo es una cerveza que antes nunca había hecho y que me sorprende lo que me suele apetecer al acercarme al kegerator echarme una cañita de esa, como tu dices, muy del día a día.
    Incluso entre mis amigos consumidores pero no productores de birra, que siempre les gusta que les tenga alguna IPA en casa, les ha gustado mucho y piden “repetir” cuando vienen a comer y la beben.
    Yo seguramente vuelva a hacerla otra vez este año.

    • jajajaja nunca es suficiente Carafa!! 😀
      Pues sí, ayer mi chica se abrió una botella de medio litro y me decía justo eso, que se bebía muy bien y que le estaba gustando. A mi me gustaría repetirla pero cuando tenga una nevera o haga más frío, por evitar problemas 🙂

      Un saludo!!

  2. Lo primero devolveros las gracias, sabéis que siempre es un placer acogeros aún pillandonos de sorpresa, jejejeje. Nada, solo quería (además de felicitarte, menuda notaza en un estilo así y encima dada por bjcp, olé) saber a cuanto fermentaste tú (para ver diferencia respecto la de Roberto). Gracias de nuevo!

    • Muchas gracias Nacho!
      Pues en mi caso, que no tengo nevera, lo que hice fue meter hielo a la “cámara rudimentaria” e inocular sobre los 17 ºC. Al principio se mantuvo la temperatura, pero subió sobre los 19 y poco en máxima actividad. En mi caso lo del solvente no es exagerado la verdad, pero mejor si no estuviese. El fabricante dice que el rango de temperaturas está entre 18 y 20, pero me da a mi que mejor si es por debajo de esos 18 (ojo, sólo la he usado una vez, lo mismo el problema viene por alguna otra cosa).

      Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.