Fermentando mosto de Cervecera Península

Hace ya unos meses contaba cómo había ido la visita a la nueva cervecera Península, situada al norte de Madrid. Al final del texto comentaba unas posibles actividades en colaboración con los cerveceros caseros de la zona y hoy por fin os cuento de qué se trató la actividad y cómo discurrió.

A Román se le ocurrió la feliz idea de ofrecernos un lote de mosto elaborado por él en su fábrica, de forma gratuita, para repartirlo entre todos los que quisiéramos participar en en esta actividad, que no era otra que fermentar como nos diera la real gana ese mosto, y juntarnos unas semanas después para hacer una cata conjunta de los resultados.

Organizar esto a nivel casero es prácticamente imposible, porque aunque todos usemos la misma receta y mismos ingredientes, cada uno tiene su equipo y su forma de hacer las cosas, por lo tanto jamás partiríamos de un mismo mosto. Sin embargo produciendo un mosto en una fábrica y llevándonos a casa cada uno nuestra parte, la única variable sería la levadura, el perfil de fermentación, el lúpulo utilizado para dry-hopping (si querías usarlo), frutas, brett, no había más límite que nuestras ganas de trastear y el tiempo estipulado para llegar con la cerveza carbonatada a la cata.

Por supuesto, también fuimos invitados unos cuantos (los primeros en apuntarse) a la elaboración de ese mosto, que se realizó el 10 de febrero. Yo me lo perdí porque no me  cuadraron bien los horarios y además tenía que elaborar ese fin de semana en casa, en la vida del cervecero casero a veces hay que seguir un estricto calendario de elaboración… 😀

En cuanto a la cerveza base, una Amber Ale con las siguientes características:

Maltas

Pale ale 70,4 %
Caraamber 14,2 %
Carared, 7 %
Aromatic 7 %
Munich II 1,4 %

Lupulos

Cascade 60´ = 15 IBUs
Cascade 30´ = 10 IBUs
Cascade – Whirlpool = 0 IBUs

Proceso

Infusion simple mash = 67º
Densidad ºplato = 14,2 ( DI= 1056 aprox. )
EBC 25
ABV = estimado 5,8 % (variable)

La mía a la izquierda, al lado la de un amigo, con generoso dry-hopping

Como digo, cada uno se llevó a casa su correspondiente mosto y usó lo que estimó oportuno. Yo no iba a participar por falta de espacio en casa, pero Tomás (Pallando) me hizo un hueco en su garaje y pude hacerlo. En mi caso usé la levadura Bry-97 de Lallemand y una vez terminó de fermentar (Densidad Final = 1014), añadí el resultado de una infusión en frío de malta Carafa Special 1 molida. Para prepararla añadí agua mineral y la dejé en contacto 24 horas, después colé el grano y le di un hervido al líquido para esterilizarlo. Esto lo añadí al fermentador junto con lúpulo Centennial en pellets con una relación de 7 gr/litro aproximadamente, que estuvieron unos 7 días en contacto con la cerveza antes de pasarla a frío para decantar. En un principio pensé que la infusión de malta oscura había sido algo corta y que podía haber añadido tranquilamente el doble, pero viendo la comparación ya el día de la cata con el resto de cervezas, se aprecia claramente la diferencia de color.

En esta ocasión usé pastillas de Mangrove Jack’s para la carbonatación, la cerveza estuvo en casa a temperatura ambiente más o menos 14 días, y luego ya pasaron a frío para estar listas el día de la cata. Ese día nos juntamos los que habíamos fermentado el mosto con nuestros experimentos, y mientras unos hacían de jurado, otros nos las pimplábamos tranquilamente en las mesas de forma más distendida, comentando lo que había hecho cada uno y los ingredientes que había usado, que en el fondo era de lo que se trataba esta actividad, de compartir experiencias y aprender entre todos.

Hubo dos categorías para la cata del concurso, una para las cervezas más «bebibles» y otra para las más «frikis», la mía la inscribí en la primera de ellas. Los ganadores de ambas categorías fueron los siguientes, obteniendo como premio una barrica cada uno de las que está usando Península para madurar uno de sus lotes, y que dejará libres en unos meses:

  • Categoría Bebible: Carlos Uría, usando levadura WLP001 y dry-hopping de lúpulo Columbus de Órbigo Valley.
  • Categoría «Freak»: Eduardo Sánchez, usando levadura Safbrew Abbaye y con las siguientes modificaciones: 150 gr de candy oscuro hervido y añadido tras un par de días de empezar la fermentación, luego el café de una cafetera con 25gr de café molido, y 45gr de madera «heavy roasted» con whiskey. Y para terminar, un poco más de café tras la fermentación a modo de «dry-coffee».

Y cual fue mi sorpresa cuando después de anunciar a los dos ganadores me concedieron una mención de honor porque por lo visto la final en la categoría «bebible» había estado muy reñida y hasta el último momento los jueces no se ponían de acuerdo para elegir la vencedora. Así que si ya el día había estado genial, me fui a casa más contento si cabe 🙂

Comentar también que cuando finalizó la entrega de premios, Román comentó que se haría un lote pequeño en su fábrica en colaboración con los dos ganadores de la competición. Vamos, que si era poco todo lo que había organizado y los premios de los ganadores, todavía hubo una sorpresa extra más con este anuncio.

La verdad es que fue un gran día y una experiencia muy enriquecedora la que pudimos disfrutar los cerveceros caseros gracias a Península, así que aprovecho esta entrada para agradecer a Román y su gente el habernos dado la oportunidad de poder experimentar a este nivel y abrirnos las puertas de su casa desde el primer día, ¡todo un lujo!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.