De cervezas por Praga (II)

Una de las cosas que suelo hacer cuando viajamos fuera es apuntar algunos bares donde poder tomar unas cervecitas llegada la hora, ya que vamos a hacer una parada técnica, que sea en un local donde tengan buena cerveza. En este caso ya tenía apuntados unos pocos, y además varios amigos me recomendaron una lista de tal tamaño, que para visitarlos todos hubiésemos necesitado un mes y un par de hígados nuevos al terminar…

Strahov Monastery Brewery

Praga es una ciudad llena de opciones cerveceras, incluso sin llevar nada apuntado y moviéndose uno solamente por el centro, es fácil encontrar locales que sirvan cerveza sin filtrar, Pilsner Urquell de tanque sin pasteurizar, y cervecerías con su propia fábrica dentro. Respecto a esto último, visitamos varias, como Strahov Monastery Brewery, situada junto al monasterio de Strahov y cerca del castillo de Praga, visita turística obligada. Así que uno se prepara la mañana turística y se planifica un poco la llegada a la cervecería para la hora de comer. Este sitio es el primero que viene a mi memoria cuando pienso en mi primer viaje a Praga, donde vi que una fábrica podía estar dentro de un bar, por lo que volver allí me trajo buenos recuerdos.

Strahov Monastery Brewery, estaban haciendo cerveza en esos momentos

En carta de las cervezas de todo el año nos encontramos una Amber Lager (5,3% – 35 IBU) y una Dark Lager (5,5% – 40 IBU) elaboradas con lúpulo Saaz, y una IPA (6.3% – 60 IBU) con Amarillo y Cascade. Y ya como temporales, pero que estaban agotadas, una Premium Pale Lager (4,9% – 45 IBU) con Saaz y una NEIPA (¿¿ein??) con lúpulos Denali, Galaxy, Nelson Sauvin y Equinox. Tengo que reconocer que no me esperaba ver una NEIPA en este local, pero como comentaba hace días, la globalización también ha llegado a las cerveceras clásicas. La verdad es que pasamos completamente de estilos lupulados y nos pedimos las dos lager, ambas muy correctas aunque yo personalmente preferí la oscura. Los precios aquí están algo más elevados que en el resto de Praga, 40-64 coronas por 0.25 – 0.40 cl respectivamente (sigue siendo barato comparado con Madrid…), es lo que tiene que sea tan turística la zona. Pero es recomendable la visita, se come bien y el servicio, para ser Praga, no es tan seco como en la mayoría de locales (los checos no es que se destaquen por su simpatía precisamente…).

Pivnice Stupartska, sopa de goulash y Gambrinus Nefiltrovaný 🙂

Otro local al que fuimos a comer, por recomendación del guía de un freetour que hicimos durante el viaje, fue el Pivnice Stupartska, donde comimos la sopa de goulash que más nos gustó de todo el viaje. No sabemos si por ser la primera, por ir con hambre, porque estaba muy rica o por todo junto, pero nos sentó de miedo. Allí nos pedimos la Gambrinus Nefiltrovaný para acompañar la comida, una pils sin filtrar, con muchos recuerdos a pan y cereal y amargor suave. No fue la mejor del viaje pero nos la bebimos en un visto y no visto…

Un buen recuerdo fue el de la parada casi por casualidad en Pivovar Narodni. Volvíamos al hotel a descansar un rato, pero como en Praga todas las paradas técnicas para reparar fuerzas eran en cervecerías…, tuvimos que hacer otra antes de encarar el último paseo para llegar a la habitación. Lo cierto es que lo llevaba apuntado, pero por unas cosas u otras, no habíamos entrado todavía. El bar es bastante amplio, con una gran terraza a modo de biergarten en el interior, y como no, su propia fábrica de cerveza dentro.

Pivovar Narodni

Para variar, estaban elaborando, un agradable olor a malta remojada te llegaba a la nariz nada más atravesar la puerta. Nos pedimos la amber sin filtrar y la más oscura (también lager), que en este caso era más bien como una amber más oscura, las dos muy agradables sin duda. Pero nos llamó la atención el aroma diferente al resto, algo más afrutado. Cuando fui al baño me encontré con el cervecero y me dio por preguntarle acerca de la cerveza y de ese perfil afrutado, cosa que pareció gustarle ya que debió ser de las pocas sonrisas que vi en los checos con los que nos cruzamos 🙂

Pivovar Narodni

Además de Saaz, en su cerveza utilizan lúpulo Premiant (que desconocía totalmente), y que según él le daba ese toque diferente y ligeramente afrutado. Nos bebimos las cervezas (44 coronas los 40cl) disfrutando del buen tiempo en la terraza, nos despedimos del cervecero, que nos dedicó otra sonrisa (¡¡récord!!) y nos fuimos tan contentos a descansar un rato al hotel.

Y como veo que se está alargando un poco la entrada, voy a dejar para posteriores publicaciones el resto de locales que visitamos para no aburrir mucho a los lectores, na zdraví!

Anuncios

6 comentarios en “De cervezas por Praga (II)

  1. Buenas! un amigo de la ACCE, una preg, te puedes traer materias primas de Praga a España en avion via Czech airlines, malta-lupulo? tengo esa duda, de cerveza ya me han dicho que máximo 3L por pasajero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.