God save the cask – Introducción

Con esta introducción, empiezo una serie de artículos dedicados a la cultura del cask, tradición británica cervecera por excelencia. Y todo esto nació gracias a la ayuda de un buen amigo, Adrián Morales (podéis seguirle en Instagram como @hoppy_basil), que actualmente trabaja como “head brewer” en East London Brewing, una fábrica situada al este de Londres, como su propio nombre indica. Si seguís el blog desde hace tiempo, es posible que os suene de la entrevista que le hice en su día, cuando trabajaba en Naparbier.

Gracias a él, y a todo el equipo de East London Brewing, pude visitar la fábrica y aprender de primera mano cómo se elabora y, sobre todo, cómo se cuida una cerveza destinada a servirse en cask. Por lo que antes de seguir, tengo que agradecerles de nuevo a todos su amabilidad y su dedicación para contarme con todo detalle su trabajo en el día a día, no faltó ni un sólo detalle en sus explicaciones, y es una gozada ver como alguien te abre sus puertas de par en par para que “simplemente” conozcas un poco más sobre ellos.

Cuando alguien habla de cerveza tradicional en el Reino Unido no puede dejar de lado a la CAMRA (Campaign for the Real Ale), la asociación de consumidores creada a principios de los setenta con el objetivo de fomentar y proteger la cultura de la elaboración tradicional de cerveza, sidra y perry (sidra de pera), frente a las grandes corporaciones de entonces, que elaboraban cervezas con mayor carbonatación y procesos más industrializados.

Hoy en día la asociación cuenta con más de doscientos mil socios en todo el Reino Unido, y además de preocuparse por el líquido elemento que tanto nos gusta, también vela por la conservación de los pubs y la idea de entenderlos como centros sociales donde poder disfrutar de la buena cerveza tradicional. Para ello se creó el sello de la CAMRA, por lo que si veis un pub con dicho sello en sus paredes, sabréis que estaréis disfrutando de una cerveza elaborada sin prisas, acondicionada en el tradicional cask, controlada por la persona encargada de revisar durante todo este tiempo el estado de la cerveza, y servida en su punto óptimo. O al menos, esto es lo que dice la teoría…

Lo que la CAMRA define como “real ale”, es aquella cerveza producida y almacenada de forma tradicional, sin filtrar ni pasteurizar, y cuya fermentación se realiza (no desde el inicio, pero sí antes de su finalización) en el mismo recipiente desde el que después se servirá, respetando la carbonatación natural. Por lo tanto, sin que el CO2 inyectado entre en contacto con la cerveza ni para carbonatarla, ni para servirla. Más adelante entraremos en detalle sobre este tema.

Pero desde la aparición del fenómeno “craft beer”, la popularidad de la cerveza en cask ha ido descendiendo progresivamente en el Reino Unido. El mercado se ha visto de repente con novedades prácticamente a diario de cervezas de todo tipo y condición, que obviamente no se elaboran de forma tradicional, pero que cada vez más gente demanda. Esto unido a la falta de profesionalidad y/o experiencia de algunos pubs (gente joven que trabaja en pubs de forma temporal, etc.), en los que la cerveza acondicionada en el cask no se trata como debería, y que el manejo de barriles tradicionales es más sencillo y menos costoso para el local que el cask, ha hecho que el consumo haya descendido respecto a hace años.

Personalmente, esta situación me parece una contradicción, desde el punto de vista del tan manido lema “drink local”, que en tantas ocasiones vemos acompañando a cerveceras de reciente creación. ¿Qué puede haber más “local” que una cerveza acondicionada en cask?

Estas cervezas son elaboradas para consumo rápido, en su punto óptimo de maduración, desconozco qué cerveza que viaja a través de océanos o atravesando varios países, y que llega tras varias semanas (o incluso meses) a los grifos del bar de turno, puede consumirse más fresca que la de una “real ale” en su localidad de origen.

Matt Chinnery (Sales & Marketing Manager) & Adrián Morales (Head brewer)

Por suerte, la actual corriente que ha surgido en torno a potenciar el consumo local de alimentos y a apoyar los negocios locales (hablando en general, no sólo de cerveza), parece que ha ayudado de nuevo a darle un empujón a esta cultura del cask. Esperemos que siga en crecimiento y no desaparezca.

En los siguientes artículos entraremos un poco más en detalle en varios de los aspectos comentados en esta introducción, tanto desde el punto de vista del pub, como del proceso de elaboración y acondicionamiento.

Cheers!

PD: Versión en inglés, en este enlace.

6 comentarios en “God save the cask – Introducción

  1. Hola! Me interesa mucho seguir leyendo sobre cask ales, principalmente experiencias en primera persona como la tuya. Siempre leo artículos interesantes sobre su historia y sobre los intentos por mantener viva la tradición. Lamentablemente no he probado aún una cask ale en el Reino Unido para apreciarlas bien. Espero los próximos artículos de esta serie. Saludos!

  2. Genial el inicio de la serie, esperando más sobre el cask. ¡Qué suerte haber podido estar allí y que te lo expliquen de primera mano! Yo la verdad que cada vez que me paso por UK, si en el pub donde esté tienen cask, no tengo dudas de qué pedir. Lo malo es que cada vez hay menos…

    • Buenas!
      Pues sí, ha estado genial la verdad 🙂
      Bueno, es cierto que ha caído la popularidad, pero por lo que me han contado parece que vuelve a tener algo de tirón la cerveza en cask, así que esperemos que remonte de nuevo!!

      Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .