Hoppy Farm, resultados

Toca hablar de la cata de la primera cerveza de esta temporada, una saison totalmente fuera de estilo debido tanto a los lúpulos utilizados como a la cantidad que usé durante su elaboración. Pensándolo bien, podría decir que no es una saison, sino que es una “Farmhouse IPA”, que ni dios sabe bien qué es , pero queda más moderno y hipster

Bueno al lío, por resumir un poco la receta, la levadura utilizada fue la RVA 263 Ghost Saison, y de lúpulos tanto Callista como Citra, incluido un dry-hopping de unos 6 gramos / litro repartidos entre las dos variedades en igualdad de porcentaje. Curiosamente, es la misma cantidad de lúpulo para el dry-hopping que utilicé en la IPA Moderna de hace unas semanas, aunque ya os adelanto que el resultado no tiene nada que ver (tampoco son exactamente las mismas variedades).

En este caso, el porcentaje de malta Vienna fue algo superior (18%) de lo que suelo utilizar para cervezas saison, ya que normalmente uso Extra Pale / Pils en un 80% o más del total de la receta, siendo en este caso de un 70%. Podría tirarme el rollo diciendo que es que la malta Vienna compensa mejor dosis más altas de lúpulo por su punto extra de dulzor y bla bla bla, pero en realidad es que no tenía más malta Extra Pale (pero bueno oye, que lo del lúpulo también es cierto ¿eh?, o eso dicen…).

Una vez vertida la cerveza en el vaso, presenta una generosa capa de espuma blanca, persistente y de buena retención. De carbonatación media-alta, correcta creo yo para el estilo, algo más alta que en otros estilos aunque tampoco nivel Peta-Zetas de algunos clásicos belgas.

De un color anaranjado, también turbia debido en parte tanto a la malta de trigo (9-10%) como a la cantidad de lúpulo, aunque sin tropezones a la vista. El aroma es una mezcla de lúpulo y ésteres de la levadura, se pueden notar fácilmente los aromas frutales (melotocón sobre todo, algo de fruta tropical) y ese aroma característico de la levadura, con ésteres también afrutados e incluso ese fondo de chicle que dicen los expertos, yo lo sé porque un día me dijo uno de ellos que eso era “chicle” y me quedé con la copla, aunque tampoco sabría deciros si Boomer o Cheiw (en realidad yo creo que tira más por los Tico-Tico de frutas, pero no era cuestión de ponernos a divagar sobre marcas de chicles…).

En boca es muy frutal, como cabría esperar tras olerla, con cuerpo medio aunque tiene un final ligeramente seco que la hace más fácil al trago, y que invita a ir pegando pequeños sorbos hasta que sin darte cuenta te la has acabado. No podría decir que es la mejor saison que he hecho, ya que el “esquema” seguido para esta receta sería más propio de una APA o American IPA, pero con la sustancial diferencia de la levadura. Aunque sí que es agradable el resultado, ya he elaborado alguna cerveza con RVA 263 y lúpulo Callista con buenos resultados, en este caso fui un poco más allá para experimentar un poco. También es cierto que estas cervezas suelen estar mejor con el paso de unas semanas, pero habiendo usado tanto lúpulo, creo que la cata “oficial” debía ser antes en el tiempo.

Y hasta aquí la primera cata de la temporada, creo que intentaré utilizar los lúpulos americanos para cervezas de corte americano, y volveré a recurrir a otros menos agresivos para las próximas saison, que seguro alguna más habrá cuando pasemos el invierno 🙂

  • Datos de la cerveza:

  • DI: 1.048
  • DF: 1008
  • IBU: 28.8
  • Alcohol: 5.3
  • Color: 4.24 SRM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .