Comparación diferentes envasados

Una de las cosas que me propuse hacer cuando me llegaron las bolsas tipo «bag-in-box» era el poder comparar con un mismo lote varios envasados diferentes, y como todavía disponía del mini-barril de cinco litros, pues lo tenía fácil.

Me fue imposible realizar la cata de los tres métodos que utilicé a la vez, hubiera tenido que esperar mucho en el tiempo y no disponía de sitio para guardar el bag-in-box en frío tantos días. Pero bueno apenas pasó poco más de un mes desde que probé la primera pinta hasta la última. La cerveza como imagino que sabéis fue una Best Bitter, de la que puedo decir que es una de las cervezas que más me han gustado hasta ahora,  y espero repetir receta (además, más sencilla no puede ser).

Detallo a continuación los tres métodos y lo que utilicé para carbonatar:

Bag-in-box

Como ya comenté en su día, en este caso no añadí azúcar para carbonatar. Simplemente pasé la cerveza del fermentador a la bolsa cuando estaba prácticamente atenuada. Posiblemente podría haber arriesgado un poco más y haberla pasado antes, pero tenía miedo que estallase la bolsa. Sí que se hinchó al poco de cerrarla, pero no lo suficiente  como para preocuparme.

Bag-in-box

En el vídeo se puede ver que la cerveza tiene muy poco gas, no llega a estar plana pero según los cálculos estaría rondando 1 volumen de CO2 como mucho, es decir, la carbonatación residual tras fermentación y poco más. Lejos de lo que pueda parecer, a mi me encantó y me recordó los buenos días que pasamos en nuestro último viaje a Londres, en sus pubs y con sus pintas de Real Ale.

Botella

El día que saqué la cerveza del fermentador, tuve cuidado de guardarme lo justo para llenar un par de botellas. Una fue de 33cl y otra de 50cl, carbonatadas ambas con la misma cantidad de azúcar. En esta ocasión utilicé caramelos de Mangrove Jack’s, y como digo usé uno por botella, buscando así el poder comparar también la carbonatación entre ambas (el fabricante recomienda usar 1,5 pastillas para botellas de 50cl).

Botella de 50cl

De entre todos los métodos, el de botella fue el que menos disfruté, demasiado gas para mi gusto en este estilo. Ni mucho menos exagerado, pero sí más alto de la cuenta. Si acaso la botella de 50cl era más «disfrutable», tenía gas pero menos en comparación con la de 33cl. Además, aunque reposaron en frío unos días, la cerveza en este caso estaba algo más turbia comparada con la de los otros dos métodos.

Mini-Barril de 5L

Este fue el último que probé, ya que estuvo más o menos un mes esperando en un armario, y lo disfrutamos el día de fin de año en casa (estuvo en la nevera unos cuatro días antes de empezar a servir cerveza). En este caso, y tras haber probado antes los otros dos métodos, tenía claro que quería una carbonatación baja, pero no me compliqué demasiado y volví a utilizar los caramelos, concretamente, dos caramelos para unos 4,8 litros que entraron aproximadamente en el barril.

Barril de 5 litros

Si os fijáis en la tabla de recomendación de Mangrove Jack’s, veréis que esa cantidad es la que recomiendan para botellas de 75cl, y que para botellas de 2 litros (¿ein?) recomiendan usar cuatro pastillas. Pero entiendo que es una recomendación para algo más estándar en cuanto a carbonatación (no he sido capaz de encontrar medidas más concretas de CO2), y yo quería algo mucho más bajo. A esto hay que unir que el fabricante de barriles recomienda no pasar de unos 3gr/litro para no tener sustos con barriles que no aguanten tanta presión.

Instrucciones de Mangrove Jack’s para sus caramelos

El resultado fue estupendo, además en este caso se integró mejor el gas con la cerveza y los vasos lucían una bonita capa de espuma blanca compacta. La carbonatación era suave, muy parecida a la del bag-in-box, pero con alguna burbujilla más en el vaso. La cerveza estaba realmente limpia (el frío le sentó de vicio), incluso más redonda que la aquella primera pinta del bag-in-box, que aunque rica, le hubiera sentado bien un par de semanas más de reposo.

Y hasta aquí la comparativa, que la verdad fue bastante interesante y más con una cerveza que estaba bien rica, ahora lo complicado será repetir esa cerveza de nuevo, ¡pero  se intentará!

Un comentario en “Comparación diferentes envasados

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.