¿Cuál es tu malta favorita?

Una de las cosas a la que menos importancia se le presta cuando empiezas a elaborar cerveza en casa, además de al agua, es a la malta. El por qué de esta cuestión tal vez tenga relación con la idea de elaborar recetas muy sencillas en los inicios, incluso con una sola variedad de malta, y por eso no nos fijamos mucho en la gran variedad que hay.

No son pocos los cerveceros caseros que recomiendan a los novatos hacer una cerveza “SMASH” (Single Malt And Single Hop), es decir, una sola malta y una única variedad de lúpulo, usar una levadura seca neutra y a pegarse con los procesos (que es donde más se mete la pata al principio). He de decir, que en los años que llevo elaborando cerveza, jamás he hecho una receta similar, me gusta leer y trastear, y siempre añado “algo de esto” o “algo de aquello”, sea malta, lúpulo, o algún otro ingrediente poco habitual. Aunque me parece una práctica acertada para empezar, todo sea dicho…

Pero volviendo a uno de los principales ingredientes en la elaboración de cerveza, cuando uno se enfrenta a su primera compra de malta, no se suele complicar mucho, unos kilos de malta base “pale”, una malta caramelo y un poco de malta negra “por si hago una stout”. Eso sí, lúpulos americanos que no falten, Citra, Mosaic, Cascade, cinco o seis variedades, no vaya a ser que los gaste rápido y se acaben en la tienda.

Sigue leyendo

Anuncios

Black Cougar, American Stout

Entre el parón navideño y otras muchas historias, he tenido estos días el blog algo parado, pero es hora de empezar el 2019 y toca hablar de los resultados de las primeras elaboraciones del año. Una de ellas fue la American Stout que elaboré de cara al Match Beer de la ACCE (receta aquí), y del que salió también un interesante experimento en forma de Dark Mild del que ya no quedan botellas.

Black Cougar, como he llamado a mi American Stout, fue fermentada con levadura Safale US-05, y lo cierto es que acabó con la densidad final algo más alta de lo esperado, 1016 (DO=1061), posiblemente por algún “descontrol” de temperatura en el macerado. Le di unos días extra de margen pero los valores no cambiaron.

Sigue leyendo

¡Felices fiestas!

Durante estos días aprovechamos para hacer un pequeño parón del blog, aunque no de la cerveza casera. Así que aprovechamos para felicitar las fiestas a todas las personas que os pasáis por aquí, y desearos también que el próximo año 2019 venga cargado de salud y alegrías, y por supuesto buenas cervezas, ¡nos vemos el año que viene!

I Ciruelo Brewband Cup

La verdad es que si no sabes de qué va la cosa, según lees el título del artículo uno puede llegar a pensar, ¿qué le ha echado a la cerveza este hombre? 😀

La Ciruelo BrewBand, banda caótica y desorganizada, somos un grupo de amigos sin orden ni disciplina, que vive cada uno a tomar vientos del otro (incluso en países diferentes), pero que también tiene algo en común, todos hacemos cerveza en casa y a veces hasta conseguimos ponernos de acuerdo para sentarnos en una mesa y compartir nuestras elaboraciones…

Y como nos gusta meternos en fregaos, nos hemos reunido bajo el ciruelo mayor (ahí empezó todo…) y hemos decidido organizar un concurso de cerveza casera, sin patrocinadores, sin subvenciones, sin letra pequeña, para aquellos que de verdad se consideren cerveceros caseros, no admitimos gingers, ni sidras, ni kombucha, ¡queremos vuestras cervezas!

El encabezado de nuestras bases son claras: La Ciruelo BrewBand, banda caótica y desorganizada, dentro de las actividades que realiza cuando le sale del ciruelo se ha propuesto organizar la I Ciruelo BrewBand Cup con el objetivo de pasarlo bien y beber birra

Sigue leyendo