NEIPA lista para embotellar…

Llevo cinco lotes de cerveza hechos en mi casa, más otros dos elaborados con amigos, y apenas he probado ninguna cerveza todavía. Entre las que necesitan maduración, las que están carbonatando y la Imperial Stout que está recién hecha, voy a tener que comprar alguna más para beber en casa. Eso sí, si han salido decentes, voy a tener cerveza variada para unas pocas semanas 🙂

Como explicaba en el artículo sobre la NEIPA, añadí la primera cuota de lúpulo (pellets) al fermentador al tercer día de su elaboración, con actividad todavía dentro. Tal vez podría haber arriesgado un poco más y añadirlo antes, pero estuve fuera de casa y no pudo ser. Pasados ya unos 9-10 días desde su elaboración, procedí a añadir la segunda cuota de Citra, esta vez con lúpulo en flor. Comentar que los pellets de la primera adición de lúpulo seguían en el fermentador, no sé si esto habrá sido buena idea o no, pero como los añadí directamente sin usar ningún tipo de filtro, era imposible sacarlos, ya veré los resultados en unos días.


Antes y después del dry-hopping…

Sigue leyendo

Anuncios

Mi primera Imperial Stout

Ya iba siendo hora, es un estilo que me gusta bastante y que nunca había intentado elaborar. La principal razón era la falta de espacio en la mini-olla que tenía antes para tal cantidad de malta, por lo que hubiese que tenido que añadir mucho extracto seco en el hervido, y no quería hacerla así. Ahora ya dispongo de más sitio en el macerador, tal vez no lo suficiente para una versión muy fuerte del estilo pero creo que sí que puedo intentarlo con una cerveza de entre 8-9%, de sobra para empezar. Para aquellos que piensen que no es suficiente graduación, simplemente decir que una de las referentes en el estilo, Samuel Smith’s Imperial Stout, tiene tan sólo 7%.

Una de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar cervezas de alta densidad es que el rendimiento suele ser menor con tal cantidad de azúcares que extraer de una cantidad notablemente superior de malta. Así que por un lado, he ajustado el rendimiento en Homebrewer.es poniéndolo aproximadamente a un 8-10% menos de lo habitual, y además tendré a mano extracto seco para el hervido, que por otra parte alargaré un poco más también. Una parte de la receta contempla añadir algo de extracto, pero por si la cosa sale peor de lo esperado, no está de más tenerlo a mano.

Fotografía libre de derechos de uso (pixabay.com)

Sigue leyendo

Resumen del año 2017

Se acaba ya el 2017 y toca hacer un resumen de lo que ha dado de sí el blog durante este año, que no ha sido poco. Este año no he tenido tiempo de hacer una infografía de los ingredientes usados como hice el año pasado, tal vez pueda hacerlo en los próximos días, así que hoy voy a centrarme en los datos del blog. El número de entradas publicadas fueron 61 (62 contando esta), casualmente casi las mismas que en el año 2016 (63 entradas publicadas), por lo que el ritmo de publicación ha sido prácticamente el mismo, con épocas más tranquilas como el verano, que uno aprovecha también para desconectar de este mundillo un poco.

Los contenidos del blog han estado orientados mayoritariamente hacia la elaboración casera de cerveza, acompañados también por los viajes donde la cerveza tuviese cierto protagonismo. Aunque es cierto que otros años había algún artículo más “de opinión”, cada vez tiendo menos a estos asuntos, que por qué no decirlo, no me motivan lo mismo a la hora de dedicar un tiempo a escribir en el blog.

Sigue leyendo

NEIPA, Match Beer 2017-2018 (II)

Cerveza que sale, cerveza que entra, esto es un no parar, el calendario cervecero está a tope de elaboraciones y hay que llegar a tiempo a la fase previa del Match Beer 2017-2018. Hace unos días os hablaba de la primera elaboración para esta competición, la California Common, de la que ya hablaré cuando la pruebe, y hoy toca hablar de la segunda cerveza, la New England IPA.

Vuelvo a insistir en que me parece un sinsentido este estilo para una competición como esta, ya que de una cerveza ultra-lupulada se espera frescura, pero si la final es dentro de cuatro meses, me diréis vosotros. Bueno al lío, que tampoco vamos a buscar excusas antes de hacer la cerveza.

En algunos artículos han definido a las NEIPA como las anti-IPA, ya que aunque es cierto que tanto una American IPA como una NEIPA llevan mucho lúpulo, la forma de utilizarlo difiere, así como la receta de maltas y la composición del agua. Evidentemente, también a la hora de beber son estilos diferentes, el amargor de las NEIPA es más suave que en una American IPA, son mucho más afrutadas, con una textura más sedosa al trago y más cuerpo.

Sigue leyendo