3

Iberian Cup – IPA Day 2017

La primera semana de agosto se celebra el IPA Day, una excusa más para beber cervezas lupuladas (como si nos hiciera falta…) y por supuesto, elaborar las nuestras. Este año la ACCE, junto con el Club de Cerveceros Caseros de Cádiz (4C), ha tirado la casa por la ventana y se ha asociado con nuestros vecinos de Portugal para organizar el concurso cervecero en torno a estas cervezas cargadas de lúpulo, lo que se llama Iberian Cup – IPA Day 2017, y al que todo el mundo (socios y no socios de la ACCE) puede presentar sus elaboraciones.

La lista de premios es espectacular, desde elaboraciones de las recetas ganadoras en fábricas hasta un montón de material, que seguro que le pondrá los dientes largos a más de uno. Las categorías a presentar, obviamente, son todas aquellas derivadas de las IPA (ver web del evento), y se juzgarán según los criterios de la guía BJCP (guía 2015), y además también entrará como categoría invitada la NEIPA, tan de moda actualmente.

Sigue leyendo

5

¡Muerte a las instrucciones de los kit!

Llega el verano, la gente tiene más tiempo libre, hay más horas de sol, y unos amigos te regalan un kit para hacer cerveza, ellos no te van a ayudar a hacerla, pero ten por seguro que querrán beberla.

Según lo ves alucinas en colores, cubos, grifos, granos de cebada, lúpulo, levadura, desinfectante, densímetro (¿¿ein??), en definitiva, la de dios de cosas. Te sientes perdido, no sabes muy bien por donde empezar, pero… espera un momento, ¿qué es eso que asoma al fondo?, ahora sí que sí, la salvación, ¡¡las instrucciones!!

Antes de seguir, no pondré imágenes ni citaré fuentes de a qué kits me refiero con varias de las cosas que comentaré hoy, por no herir sensibilidades ni fastidiarle el negocio a nadie, por lo que no sabréis de cuántos o de cuáles de los manuales de instrucciones estoy hablando. Simplemente comentaré algunos de los puntos y por qué creo que no debe de hacerse así después de leer alguno que otro de los “malditos manuales”.

MI primera vez, en las instrucciones decía que con un colador normal era suficiente, ¡mentira!

Sigue leyendo

4

Reuniones con estilo – Black IPA

El pasado sábado acudí por primera vez a una de las “Reuniones con estilo” que organizan los cerveceros caseros madrileños una vez al mes. En cada una de estas reuniones se define un estilo de cerveza concreto sobre el que aprendemos, debatimos y por supuesto, probamos cervezas. Luego pagamos todos a escote el precio de las cervezas que bebemos durante la cata y de las fotocopias, y hasta la siguiente, una actividad más de las que hacen grupo y donde personalmente, me lo pasé muy bien.

Esta vez se organizó en Labirratorium, y fue Carlos el encargado de currarse un dossier para cada uno de los asistentes con un repaso a la historia del estilo, propiedades que debemos encontrar, y las que no, y algunos consejos a la hora de elaborarlos. El estilo de esta sesión era Black IPA, estilo englobado en la categoría 21 (IPA), según la guía BJCP, dentro del subestilo 21B, Specialty IPA.

Reconozco que no es un estilo que acabe de convencerme, de ahí mi interés extra en la reunión, la combinación de maltas negras y buenas dosis de lúpulo no me encajan, digamos que las prefiero “por separado”, una buena stout y una buena IPA, en lugar de todo  junto.


Sigue leyendo

4

Elaboración de APA con Nelson Sauvin

El fin de semana pasado me puse a elaborar mi segunda cerveza con el nuevo equipo, y como me habían quedado dudas respecto al Nelson Sauvin que usé en la IPA junto con Citra, esta vez me propuse usar solamente el lúpulo australiano. Cuando hice cálculos con el lúpulo creía que me iba a quedar corto y usé un poco de Columbus para amagor, aunque cuando ya tenía todo pesado vi que me sobraba algo de Nelson que podía haber usado para al inicio del hervido en lugar del Columbus (unos 4 gr.), por lo que que finalmente lo añadí a cinco minutos del final, buscando más aroma y sabor.

Esta vez, y después de seguir consejos de amigos, el recirculado y el lavado lo hice mucho más despacio que la anterior vez, y la verdad es que mejoró la cosa, obteniendo una densidad antes del hervido superior incluso a la que el software me había calculado. También es verdad que te lleva más tiempo el proceso, así que será cuestión de buscar un término medio entre tiempo y rendimiento.

Sigue leyendo