2

Birroturismo en Lanzarote

Hace unas semanas salimos volando, literalmente, del estrés y bullicio de Madrid en busca de algo de tranquilidad y para ello elegimos la isla de Lanzarote, en Canarias. Era nuestra primera visita a las islas y nos gustó mucho, por nuestra parte no podemos hacer otra cosa que recomendar este viaje si lo que te apetece es estar tranquilo, ver nuevos sitios sin ninguna prisa, hacer alguna que otra ruta entre volcanes y disfrutar de la gastronomía local.

Pero vamos a lo nuestro, que imagino que os interesará más el tema del bebercio. Normalmente cuando viajamos, buscamos algunas cervecerías para cuando va llegando la tarde, no solemos centrar estas escapadas en la cerveza, pero eso no quiere decir que la tengamos que dejar de lado, si vas a tomarte algo, pues intentas que sea algo que merezca la pena.

El primer sitio que visitamos que tenía cerveza artesana fue el restaurante Cantina en Teguise. Fuimos un domingo, día de mercado en el pueblo, posiblemente el más animado, con conciertos en la calle, puestos de artesanía. Buscábamos dónde comer y como este lo llevábamos apuntado, allá que fuimos. Allí probamos nuestras primeras papas arrugadas con mojo picón, quesos de la isla y alguna que otra cosilla, bastante bien todo. Tenían cervezas de Canarias, tanto artesanas como las industriales de toda la vida (Dorada, Tropical…). Yo recuerdo que pedí una Capitán, que es la american pale ale de Cervezas NAO, una pequeña micro que ha abierto hace poco en Arrecife. La experiencia, en este caso (repetiría con mejor suerte otros días), no fue muy buena ya que venía bastante sobrecarbonatada, pero con un poco de paciencia y unas vueltas al vaso, me la tomé tranquilamente, con su punto frutal en aroma, fácil de beber, pero tanto gas le hizo perder puntos.

Sigue leyendo

3

¿Qué hay en tu garaje? Antonio Mera

Volvemos con una nueva entrega de la sección ¿Qué hay en tu garaje?, y esta vez nos vamos hasta Pinto a conocer el garaje de Antonio Mera. Antonio es uno de los miembros más activos del grupo de cerveceros caseros madrileños y también forma parte de la junta directiva de la ACCE, se apunta a un bombardeo siempre que haya cerveza de por medio y es una persona que está siempre dispuesta a echarte un cable o hacer un lote de cerveza. Gracias a él pude llenar mi primer barril de 19 litros para llevar al congreso de la ACCE, y de aquel día me llevé conmigo además unos cuantos consejos.

Aunque la idea es mantener una estructura de preguntas lo más parecido posible entre los diferentes equipos, en este caso hay menos preguntas formuladas, pero porque las respuestas son lo suficientemente extensas para englobar los mismos temas. Os dejo con la entrevista:

Equipo completo de elaboración.

Sigue leyendo

0

American Brown Ale lista para clarificar

La semana pasada estuvimos de vacaciones fuera de Madrid (ya hablaré algo sobre eso otro día), y durante esos días dejé el fermentador en casa con la American Brown Ale dentro, por lo que al final la cerveza estuvo unos 16 días en el fermentador primario, algo que tampoco es mucho más de lo que suelo dejarlas estando en casa, si algo he aprendido es que las prisas son incompatibles con esto de hacer cerveza.

Pero durante los primeros días, y aprovechando que había comprado un termómetro con sonda baratillo para usar en el macerado (más o menos marca lo mismo que el termómetro clásico que suelo usar), me dio por ponerlo pegado en el fermentador para ver los cambios de temperatura. La verdad es que tuve algo de mala suerte, porque el fin de semana que elaboré subieron algo las temperaturas, pero bueno es algo que ya tengo asumido.

Sigue leyendo

5

Crónica Congreso ACCE Burgos 2017 (II)

Vamos con la segunda y última parte de la crónica del Congreso de la ACCE en Burgos, correspondiente a la jornada del sábado. Todo debía haber empezado sobre las 10:00 en el desayuno, pero como la noche anterior se alargó algo más de la cuenta, un servidor se quedó durmiendo en la cama (nota para futuras organizaciones, extender la hora del desayuno un poco más…). Como también soy previsor, ya tenía preparado mi pequeño desayuno en la maleta, así que después de darme una ducha y comer algo, me dirigí al salón principal, donde se estaba celebrando la asamblea de socios de la ACCE.

Llegué un poco tarde… pero lo suficiente para estar presente en algunos momentos clave, algunos un poco tensos, pero todos con el objetivo común de mejorar tanto futuros congresos como la propia asociación en sí, que en mi opinión tiene bastante potencial por desarrollar, pero que cuesta trabajo llevar entre unos pocos, esperemos que las propuestas que allí se lanzaron salgan adelante, así como se escuchen otras nuevas que vayan saliendo por el camino.


Sigue leyendo