Beer for Dummies: Aguas y estilos de cerveza

Volvemos con otra entrega de la sección «Beer for Dummies», esta vez me voy a tirar a la piscina y espero que haya agua de sobra. Como sabéis, en esta sección no entro en muchos tecnicismos sino que intento explicar conceptos «básicos» de forma resumida, en parte porque no soy yo ningún experto precisamente (así que coged con pinzas lo que os cuento), pero espero que les sirva a alguien para ir orientándose a la hora de elegir el agua más adecuada para la cerveza que elabora en casa y se ponga a buscar información más completa. Por supuesto, cualquier corrección que queráis hacer, será bienvenida.

Mis lotes son de unos pocos litros, aproximadamente unos 7.5 litros embotellados, por lo que uso siempre agua embotellada para mis cervezas. ¿La misma para todas? ¡No!

La composición del agua juega un papel fundamental en la cerveza, y obviamente, no todas las aguas son iguales. Es cierto que al principio todos nos centramos en no liarla mucho con el proceso de elaboración, centrarnos en las maltas y lúpulos, un buen día te atreves con el dry-hopping, y poco a poco te vas informando sobre la importancia del agua en la cerveza pero no acabas de atreverte a tocar gran cosa.

Sigue leyendo

El agua «perfecta» para la cerveza

Hoy voy a poner por escrito un pensamiento que tengo desde hace tiempo para ver qué opina la gente. De sobra es conocida la importancia del agua para hacer cerveza, puedes tener buenas maltas, lúpulos frescos y levadura en buenas condiciones, que si el agua es mala, mala será la cerveza. Pero hay un factor que hasta que uno no se mete un poco más en el mundo cervecero posiblemente no se conoce, y es que el agua se puede modificar al gusto según la elaboración a realizar.

Cerveza Er Boquerón, con agua de mar

Cerveza Er Boquerón, con agua de mar (www.erboqueron.com)

Es uno de los temas más complejos para el cervecero casero, calcular las dosis correctas de sales y/o ácidos a añadir al agua, saber la composición exacta de esta antes de añadir nada, y no liarla, es un tema complicado. Al final uno, al menos en mi caso, intenta elaborar con un perfil de agua «lo más parecido posible» a lo recomendado para cada estilo, agua rica en bicarbonatos para cervezas con buena presencia de maltas tostadas, algo más de calcio para cervezas lupuladas y claras, pero uno no encuentra siempre el agua perfecta en el supermercado y bueno, digamos que yo al menos intento comprar lo más parecido posible a lo que necesito.

Sigue leyendo