American Brown Ale lista para clarificar

La semana pasada estuvimos de vacaciones fuera de Madrid (ya hablaré algo sobre eso otro día), y durante esos días dejé el fermentador en casa con la American Brown Ale dentro, por lo que al final la cerveza estuvo unos 16 días en el fermentador primario, algo que tampoco es mucho más de lo que suelo dejarlas estando en casa, si algo he aprendido es que las prisas son incompatibles con esto de hacer cerveza.

Pero durante los primeros días, y aprovechando que había comprado un termómetro con sonda baratillo para usar en el macerado (más o menos marca lo mismo que el termómetro clásico que suelo usar), me dio por ponerlo pegado en el fermentador para ver los cambios de temperatura. La verdad es que tuve algo de mala suerte, porque el fin de semana que elaboré subieron algo las temperaturas, pero bueno es algo que ya tengo asumido.

Sigue leyendo

American Brown Ale a fermentar

Al final el mes de marzo ha pasado y de las dos elaboraciones que quería haber hecho solamente he podido hacer una, una American Brown Ale que llevaba tiempo con ganas de hacer. El año pasado hice una y no estuvo mal el resultado, pero mi intención era hacerla con Cascade, y por entonces no tenía, pero esta temporada se ha solucionado el asunto.

Mi idea inicial era intentar hacer un clon de la Brooklyn Brown Ale, una cerveza que me gusta, se bebe bien, y tiene a mi entender todo lo que buscas en una brown ale de corte americano, presencia maltosa, ligeros toques tostados y de chocolate, pero sin perder de vista el lúpulo. Cuando empecé a buscar información de posibles recetas, encontré varias en las que se usaban los lúpulos Williamette y Cascade principalmente, así que iba bien, ya que tengo de los dos.  Lo cachondo es que luego me dio por ir a la web de Brooklyn (sí, esto es lo que debería haber hecho primero…) y el Cascade no aparecía por ninguna parte (y mira que estaba yo convencido de que esa cerveza lo tenía entre sus ingredientes).

Sigue leyendo

Crónica Congreso ACCE Burgos 2017 (I)

Durante los días 3, 4 y 5 de marzo (algunos empezamos ya el día 2…), se celebró el congreso anual de la Asociación de Cerveceros Caseros Españoles (ACCE), que esta vez tuvo lugar en Burgos (cada año es en una ciudad diferente). Hasta allí nos desplazamos casi 300 personas de forma escalonada, dispuestos a disfrutar de las actividades, la gente y por supuesto, de la cerveza.

En mi caso fue la primera toma de contacto con este gran evento, hasta ahora no me había animado a ir por diversas razones, y eso que el año pasado lo tenía cerca al celebrarse en Torrejón de Ardoz. Desde Madrid nos pusimos de acuerdo unos cuantos amigos para repartirnos en coches, cargarlos hasta los topes (ríete tú del anuncio de Ambar, si nos llegan a parar a nosotros…), y llegar a tiempo de dejar las cosas en la habitación del hotel y salir corriendo para Burgos centro a comer unos pinchos y tomar unas cañas, que se alargaron hasta vete a saber qué hora en una de las cervecerías de moda burgalesas, hablando de un “cerdo enterrao” y de no sé cuantas historias más…


Sigue leyendo

Brooklyn Bridge, mi amber ale premiada :-)

En un principio iba a dejar esta entrada para dentro de unas semanas, cuando recibiese los comentarios de los jueces que probaron la cerveza que presenté al V Concurso Homebrew organizado por El Jardín del Lúpulo y La Tienda de la Cerveza. Así lo hice el año pasado, pero es que este año ha habido una novedad bastante grande, y es que mi cerveza recibió el 2º puesto en su categoría, y no veáis el subidón que todavía tengo a día de hoy…

La categoría, denominada “Estilos británicos”, englobaba estilos de más allá de las fronteras del Reino Unido, aquí entraban también las versiones americanas de dichos estilos, entre los que se encontraba mi American Amber Ale. Este año me ha dado por ahí, me ha dado por cervezas con algo más de protagonismo de las maltas (he hecho una “winter ale”, porter, dos brown ale, varias amber en casa y en casa de otros amigos), aunque sin perder de vista al lúpulo que tanto nos gusta.


Sigue leyendo