¡Muerte a las instrucciones de los kit!

Llega el verano, la gente tiene más tiempo libre, hay más horas de sol, y unos amigos te regalan un kit para hacer cerveza, ellos no te van a ayudar a hacerla, pero ten por seguro que querrán beberla.

Según lo ves alucinas en colores, cubos, grifos, granos de cebada, lúpulo, levadura, desinfectante, densímetro (¿¿ein??), en definitiva, la de dios de cosas. Te sientes perdido, no sabes muy bien por donde empezar, pero… espera un momento, ¿qué es eso que asoma al fondo?, ahora sí que sí, la salvación, ¡¡las instrucciones!!

Antes de seguir, no pondré imágenes ni citaré fuentes de a qué kits me refiero con varias de las cosas que comentaré hoy, por no herir sensibilidades ni fastidiarle el negocio a nadie, por lo que no sabréis de cuántos o de cuáles de los manuales de instrucciones estoy hablando. Simplemente comentaré algunos de los puntos y por qué creo que no debe de hacerse así después de leer alguno que otro de los “malditos manuales”.

MI primera vez, en las instrucciones decía que con un colador normal era suficiente, ¡mentira!

Sigue leyendo

Elaboración de APA con Nelson Sauvin

El fin de semana pasado me puse a elaborar mi segunda cerveza con el nuevo equipo, y como me habían quedado dudas respecto al Nelson Sauvin que usé en la IPA junto con Citra, esta vez me propuse usar solamente el lúpulo australiano. Cuando hice cálculos con el lúpulo creía que me iba a quedar corto y usé un poco de Columbus para amagor, aunque cuando ya tenía todo pesado vi que me sobraba algo de Nelson que podía haber usado para al inicio del hervido en lugar del Columbus (unos 4 gr.), por lo que que finalmente lo añadí a cinco minutos del final, buscando más aroma y sabor.

Esta vez, y después de seguir consejos de amigos, el recirculado y el lavado lo hice mucho más despacio que la anterior vez, y la verdad es que mejoró la cosa, obteniendo una densidad antes del hervido superior incluso a la que el software me había calculado. También es verdad que te lleva más tiempo el proceso, así que será cuestión de buscar un término medio entre tiempo y rendimiento.

Sigue leyendo

American Brown Ale lista para clarificar

La semana pasada estuvimos de vacaciones fuera de Madrid (ya hablaré algo sobre eso otro día), y durante esos días dejé el fermentador en casa con la American Brown Ale dentro, por lo que al final la cerveza estuvo unos 16 días en el fermentador primario, algo que tampoco es mucho más de lo que suelo dejarlas estando en casa, si algo he aprendido es que las prisas son incompatibles con esto de hacer cerveza.

Pero durante los primeros días, y aprovechando que había comprado un termómetro con sonda baratillo para usar en el macerado (más o menos marca lo mismo que el termómetro clásico que suelo usar), me dio por ponerlo pegado en el fermentador para ver los cambios de temperatura. La verdad es que tuve algo de mala suerte, porque el fin de semana que elaboré subieron algo las temperaturas, pero bueno es algo que ya tengo asumido.

Sigue leyendo

American Brown Ale a fermentar

Al final el mes de marzo ha pasado y de las dos elaboraciones que quería haber hecho solamente he podido hacer una, una American Brown Ale que llevaba tiempo con ganas de hacer. El año pasado hice una y no estuvo mal el resultado, pero mi intención era hacerla con Cascade, y por entonces no tenía, pero esta temporada se ha solucionado el asunto.

Mi idea inicial era intentar hacer un clon de la Brooklyn Brown Ale, una cerveza que me gusta, se bebe bien, y tiene a mi entender todo lo que buscas en una brown ale de corte americano, presencia maltosa, ligeros toques tostados y de chocolate, pero sin perder de vista el lúpulo. Cuando empecé a buscar información de posibles recetas, encontré varias en las que se usaban los lúpulos Williamette y Cascade principalmente, así que iba bien, ya que tengo de los dos.  Lo cachondo es que luego me dio por ir a la web de Brooklyn (sí, esto es lo que debería haber hecho primero…) y el Cascade no aparecía por ninguna parte (y mira que estaba yo convencido de que esa cerveza lo tenía entre sus ingredientes).

Sigue leyendo