NEIPA lista para embotellar…

Llevo cinco lotes de cerveza hechos en mi casa, más otros dos elaborados con amigos, y apenas he probado ninguna cerveza todavía. Entre las que necesitan maduración, las que están carbonatando y la Imperial Stout que está recién hecha, voy a tener que comprar alguna más para beber en casa. Eso sí, si han salido decentes, voy a tener cerveza variada para unas pocas semanas 🙂

Como explicaba en el artículo sobre la NEIPA, añadí la primera cuota de lúpulo (pellets) al fermentador al tercer día de su elaboración, con actividad todavía dentro. Tal vez podría haber arriesgado un poco más y añadirlo antes, pero estuve fuera de casa y no pudo ser. Pasados ya unos 9-10 días desde su elaboración, procedí a añadir la segunda cuota de Citra, esta vez con lúpulo en flor. Comentar que los pellets de la primera adición de lúpulo seguían en el fermentador, no sé si esto habrá sido buena idea o no, pero como los añadí directamente sin usar ningún tipo de filtro, era imposible sacarlos, ya veré los resultados en unos días.


Antes y después del dry-hopping…

Sigue leyendo

Anuncios

Amber Ale embotellada (L02-T04)

Llegó el día de embotellar la amber ale que hice hace unos días, tras pasarse casi 17 días en el fermentador (unos 10 días de fermentación más otros 7 con dry-hopping de Citra), pasé la cerveza a una garrafa de agua mineral que se fue a la nevera. La intención era haber embotellado a los pocos días, aprovechando el fin de semana, pero entre gripe y recuperación, no tuve ganas, así que finalmente se quedó la garrafa en la nevera una semana aproximadamente.

Maduración en frío
Sigue leyendo

Dry-hopping de la IPA (L03-T03)

logoCR2015Como ya hablaba hace unos días, el tercer lote de esta temporada fue una IPA, que arrancó la fermentación de forma habitual con la levadura Safale US-05, no como la anterior con la S-04 que fue más enérgica y acabó saliendo por el airlock (y eso que esta vez había más cantidad de mosto inicial en el fermentador que cuando hice la porter).

La actividad se redujo bastante a los pocos días, al séptimo u octavo apenas había movimiento ya, pero la dejé unos días más para que la levadura terminase de trabajar y también por asegurarme de que atenuase bien. Al décimo día añadí el lúpulo para el dry-hopping, en el propio fermentador, unos 16 gramos  (relación de unos 4 gr/litro) de lúpulo Victoria’s Secret en pellets, que estaban en el congelador ya pesados.

Pasadas unas horas los pellets ya se habían deshecho bien y cubrían toda la superficie, el cuarto día ya empezó a caer al fondo en su mayoría. En el vídeo digo que el dry-hopping fue de cinco días, pero después me he dado cuenta que han sido cuatro.

Sigue leyendo

Birraexperimento rudimentario con Citra

Hoy voy a hablaros de un “birraexperimento rudimentario” que me dio por hacer días atrás. Lo que me motivó a hacerlo es que prácticamente me quedé sin lúpulo citra tras las últimas elaboraciones, pero me sobraron un puñadito de pellets que no iba a poder aprovechar en otras recetas y decidí a usarlo de otra manera con el principal objetivo de aprender a reconocer sus aromas.

Lo que se me ocurrió hacer con ellos fue un dry-hopping un tanto especial, con una cerveza comercial. Así que me pasé por el supermercado a hacer la compra, y de paso me llevé a casa una botella de Mahou Light. Lo que buscaba era una cerveza ligera y con poco sabor-aroma para intentar ver mejor los cambios después de añadir el lúpulo. Esta cerveza es muy ligera, tiene poco alcohol (3.5%) y un sabor que es algo entre medias de una Mahou normal y una sin alcohol…

Una vez en casa, abrí la botella y le metí cuatro pellets de Citra (bueno vale, al final fue un poco más…). Cogí la chapadora, volví a cerrar la botella y la guardé en el armario de la cocina tres días a temperatura ambiente. Al cuarto día pasé la botella a la nevera, en posición vertical, y ahí estuvo otros cuatro días. Los pellets se descomponen y enturbian mucho la cerveza, por lo que el frío ayuda a que sedimenten en el fondo.

Hop Experiment

Sigue leyendo