Embotellando la saison (L01-T03)

El primer lote de la tercera temporada, como comentaba el otro día, es una saison con levadura Mangrove Jack’s M27. Ha estado en el fermentador primario dos semanas, no he tenido prisa en sacarla porque estas levaduras atenúan mucho y es recomendable no tener prisa con ellas. El rango de temperaturas que indica el fabricante es de 26 a 32 ºC, yo he intentado mantenerlo en el rango más bajo. Los dos primeros días estuvo a unos 23-24 ºC, ayudándome de una camiseta mojada y luego lo dejé a temperatura ambiente, que estaba sobre 25-26 ºC.

Tras ese tiempo procedí a sacar la cerveza y pasarla a una garrafa para meterla en la nevera, donde estuvo una semana en frío. Normalmente la tengo dos o tres días, pero últimamente tengo menos tiempo libre y esperé al fin de semana para embotellar. Atrás se quedaron otros pocos restos de levadura, el frío siempre viene bien para ayudar a clarificar.

Mangrove Jack's M27

En esta ocasión he utilizado de nuevo azúcar a la hora de embotellar, la idea era bajar la cantidad a unos 4 gramos / litro, ya que por experiencia propia con este tipo de levaduras, la leva sigue trabajando y no me gustaría encontrarme con una cerveza demasiado carbonatada. Pero medí mal la cantidad de cerveza y al final el cálculo se me ha ido a unos 5.2 gr./l (que tampoco es mucho, pero es más de lo que quería).

Sigue leyendo

Elaboración con extracto: Embotellado (III)

Siguiendo con la elaboración sencilla con extracto, cuyo proceso detallado contaba hace unos días, era el turno de embotellar y realizar el cebado para que se produzca la carbonatación en la botella.

La cerveza estuvo en el fermentador, si no recuerdo mal, catorce días. El décimo día añadí 16 gramos de lúpulo Citra en pellets al fermentador a modo de dry-hopping (esto no estaba planificado hacerlo, pero al final me dio por ahí), con ello se busca dar más aroma a lúpulo a la cerveza principalmente. Estuvo en contacto con la cerveza cuatro días y después pasé todo el líquido a una garrafa de agua mineral para meterla en la nevera otros cuatro días. Con esto conseguimos clarificar un poco más y dejar restos de lúpulo y levadura atrás, y como hice dry-hopping vino muy bien, ya que se quedaron bastantes posos en la garrafa antes de embotellar.

Para conseguir el gas necesitamos darle de comer algo a la levadura que queda en suspensión en nuestra cerveza, y para ello utilizamos azúcar blanca (la de toda la vida). Una cantidad normal que suele utilizarse es 6 gramos de azúcar por cada litro de cerveza, algunos les gusta echar menos, otros más, pero recomiendo no pasarse de esa cantidad, especialmente las primeras veces que hagamos cerveza.

1 – Cebado con azúcar blanca (almíbar):

Pesaremos la cantidad adecuada de azúcar y la dejamos en el recipiente. En un cazo herviremos un poco de agua (la suficiente para cubrir el azúcar a añadir) por unos minutos para esterilizarla. Acto seguido disolvemos el azúcar en ese agua y la dejamos enfriar un poco. Lo siguiente es mezclar el almíbar y la cerveza en un recipiente esterilizado (nunca en el fermentador que tiene los restos de levadura).

Yo para este proceso utilizo un bidón con grifo, mezclo las dos cosas, le conecto un trozo de tubo de silicona y comienzo a embotellar. El tubo lo introduzco en cada botella hasta el fondo, para ir llenando poco a poco y con cuidado de no formar espuma. Se llena hasta que la cerveza llegue al borde de la botella, cerramos el grifo y sacamos el tubo. Con este método el nivel suele quedar perfecto, dejando un par de centímetros libres en el cuello de la botella.

Sigue leyendo

IPA embotellada (L03-T2)

Hace ya unos cuantos días que embotellé mi primera IPA, de la que os hablé unos días atrás y donde detallaba la receta. Fue «todo grano» y finalmente, entre la fermentación y el dry-hopping, estuvo unas tres semanas en el fermentador primario. Me pillaron unos días de vacaciones en medio y preferí dejarla quietecita para que terminara de fermentar, ya que había bajado algo la temperatura y quería asegurarme.

lupulo

A las dos semanas añadí la primera cuota de lúpulo en seco (4 gr. de Centennial), puede hacerse perfectamente en el primario, lo que hay que asegurarse es de que la fermentación haya acabado o esté a punto de hacerlo. Si se añade el lúpulo durante la fase de fermentación, los aromas que tanto buscamos con esta técnica desaparecerán, por lo que hay que hacerlo al final. Pasados tres días añadí la segunda cuota de lúpulo (5 gr. de Mosaic).

Las dos adiciones de lúpulo fueron con pellets, que previamente ya había pesado y congelado. Los eché directamente del congelador al fermentador, tardan un poco en deshacerse pero a las pocas horas ya podemos ver una capa verde en la superficie. Según pasan los días se van hundiendo dejando la superficie casi como estaba antes de hacer el dry-hopping.

Sigue leyendo

Chocolate Porter embotellada (L02-T2)

Hace unos días embotellé el experimento chocolateado de hace unas semanas, una porter con adición de cacao en polvo desgrasado durante el hervido del mosto, no sin cierto temor, me explico.

Tras unas dos semanas y media en primario, cuando ya parecía que estaba todo acabado, me dispuse a pasar a secundario en frío la cerveza, momento que aproveché para medir densidad. La DF fue de 1027, más alta de lo que me esperaba, pero teniendo en cuenta la alta temperatura de maceración puede que no esté tan mal, espero no llevarme algún susto, aunque posiblemente el resultado sea algo más dulce de lo esperado.

IMG_20140522_203525568
En el fermentador quedó una buena capa de levadura y cacao, por lo que inevitablemente he perdido algo más de volumen en comparación con otros lotes, pero era algo que ya me imaginaba. Tras estar cinco días más en la nevera, aparecieron bastantes sedimentos de nuevo, por lo que al final he embotellado 3.5 litros en botellas de 0.33cl, menos dos de 25cl.
Sigue leyendo