Embotellada la Amber Ale

Pues ya tengo embotellados todos los lotes, así que creo que ahora voy a tomarme un pequeño descanso en cuanto a elaboraciones se refiere. Tengo en la nevera un sobre de levadura saison esperando, pero como aguanta más temperatura y ahora mismo tengo casi todas las botellas llenas, esperaré un poco.

La amber, después de haber estado unos tres días en la nevera, la embotellé el jueves por la tarde. Al final fueron diez botellas de tercio y dos botellines, a los que añadí el azúcar (6 gr/litro) en almíbar como de costumbre. Tendré las botellas a temperatura ambiente (unos 21 ºC) dos semanas y luego las llevaré al trastero otro tanto, donde la temperatura está unos cuatro o cinco grados por debajo, no es que sea mucho, pero no tengo lugar más fresco donde dejarlas. Ya os contaré los resultados dentro de un mes.

Datos del lote:
Amber Ale con dry-hopping de Centennial
DO = 1046 / DF = 1008 (5.1%)
Embotellado el 22/05/2014

Anuncio publicitario

Porter embotellada, ¡por fin!

Aunque parezca que me he olvidado de la porter, todo lo contrario, no le he quitado el ojo durante más de dos semanas que se ha tirado fermentando…
Los primeros cuatro o cinco días tuvo bastante actividad, y la tuve con una toalla mojada manteniendo la temperatura, más o menos, en unos 19 ºC. Después de esos días me decidí a quitársela ya que se había reducido mucho el movimiento, como era de esperar. Los últimos días ha estado en unos 21 ºC – 22 ºC. Pero el caso es que ha seguido habiendo actividad hasta ayer por la tarde, decidí esperar un poco más por seguridad y hoy la he embotellado, 16 días después de la elaboración.

El embotellado ha sido como siempre, preparo un almíbar con azúcar y agua hervida (6 gr/litro), y mientras se enfría hago el proceso de limpieza de todo el material. Lo primero que hago es tomar la muestra de densidad, en este caso la densidad final ha sido de 1016 (lo que implica que la cerveza tendrá unos 5.1% de alcohol). Esperaba algo parecido (tal vez algo más bajo, en torno a 1014), pero tampoco parece mucha la diferencia, esperemos que no haya problemas.

He embotellado cuatro botellas de 0.5l, cinco botellas de 0.33l y un botellín de 0.25l, que será el que utilice como primer test dentro de unas semanas. De este total, son todas las botellas de tapón cerámico menos una de tercio y el botellín, chapadas con la chapadora manual, parece que se han cerrado bien, ya veremos.

Como siempre hago, puse la muestra de la densidad en un vaso a enfriar un rato y le he dado un par de sorbos. Se notan sabores a café, y no hay rastros de cosas desagradables, por lo que por el momento va bien la cosa.

Ahora una de las peores tareas, a esperar unas semanas, aunque mientras tanto puedo disfrutar de alguna Hey Hop, que ha mejorado desde la primera botella y ya he metido alguna más a enfriar 🙂

APA embotellada

Unos doce días después de la elaboración de la APA (todavía sin nombre, veremos como sale), me decidí a embotellar. Esta vez no hice secundario, y preferí esperar un poco más a embotellar ya que el airlock, aunque había perdido actividad, seguía dando muestras de que la levadura continuaba funcionando. Los últimos dos o tres días no se movía, seguramente hubiese podido embotellar antes, pero por falta de tiempo no pude hacerlo.

apa_df

Así que preparé el almíbar con unos 5.8 gramos de azúcar por litro para carbonatar, dejando hervir el agua un rato antes de añadir azúcar y haciendo lo mismo después. Hecho esto, lo dejé enfriar mientras esterilizaba botellas y el bidón donde mezclo el almíbar y la cerveza.

Después de tomar la muestra para medir la densidad final, procedí a llenar botellas, al final han sido diez botellas de tercio, aunque inicialmente había cuatro litros en el fermentador, entre lo que se queda en el fondo y que la última botella se quedó a la mitad, es lo que quedó, tengo que mejorar esto.

La densidad final ha sido de 1006, como me imaginaba cuando vi los problemas de temperatura del macerado, creo que saldrá algo más seca de lo esperado, pero es pronto para saber si será bebible o no. Por lo pronto, el trago que le dí a lo que quedó sin embotellar, previo enfriado, no me disgustó en absoluto, espero que sea una buena señal. Esta APA tendrá, aproximadamente, 5.6% de alcohol.

Embotellando la AAA

Como comentaba en la anterior entrada, tras dos días de secundario en frío en la nevera (a unos 5 ºC – 6ºC), toca el turno del embotellado. He calculado para unos 2.4 volúmenes y teniendo en cuenta que la temperatura de casa estos días ha bajado, si no he hecho mal las cuentas puse unos 5.7 gr de azúcar por litro.

Bidón con grifo

Lo he hecho como las dos últimas veces, que parece que fue bien, haciendo un almíbar con el azúcar disuelta en un poco de agua previamente hervida y dejándola enfriar hasta el momento de la mezcla. Esta vez ya no hice la mezca en la olla, el otro día pasé por Ceplasa (muy cerca de la Cervecería L’Europe) y vi un bidón pequeño con grifo incorporado (9 euros) que utilicé para mezclar y embotellar con ayuda del tubo de plástico. El proceso se ha hecho infinitamente más cómodo.

Tubo para embotellar

He llenado seis botellas de tercio y dos de medio litro, ahora el tema será controlar la temperatura de las botellas en casa, me parece que me va a tocar poner algo de abrigo e incluso tirar de la manta eléctrica para ayudar a acelerar un poco la carbonatación.

Embotellando

Por cierto, la densidad final ha sido 1010, lo que hace que la cerveza vaya a tener unos 5,4 % de alcohol.

Densidad final
Ya os contaré qué tal dentro de unas semanas 🙂