Red IPA, la primera de 2019

Entre unas cosas y otras el calendario de elaboraciones se me ha retrasado un poco, no he podido aprovechar las cortas vacaciones navideñas para hacer cerveza, pero por fin he podido poner remedio elaborando el primer lote del año. Tras haber cumplido con las dos elaboraciones destinadas al Match Beer 2019 de la ACCE (competición por equipos), tocaba ya ir dando salida al lúpulo del congelador, así que me decidí por algo bien lupulado.

En principio se me pasó por la cabeza hacer una American IPA de toda la vida, pero viendo las maltas que tenía, finalmente me decidí por darle un poco más de color y hacer una Red IPA. Lo cierto es que me he ido al rango bajo de densidades iniciales, digamos que estaría más cerca de una American Amber Ale subida de tono en cuanto a lúpulo, pero el encajar perfectamente un estilo tampoco es algo que me importe demasiado.

Como malta base usé lo que me quedaba de Maris Otter para gastarla y que no acabase en el fondo del cajón, junto con Crisp Extra Pale Maris Otter y un 10% de Munich, haciendo entre las tres un 85% de la carga de maltas total, aproximadamente. En cuanto a maltas especiales, como podéis ver en la receta al final del artículo, un 10% repartido entre varias, más un poco de Carapils para aportar un poco de cuerpo y retención de espuma, y algo de malta ácida para bajar un poco el pH.

El proceso

El macerado lo hice apuntando a unos 67 ºC (durante una hora), que más o menos conseguí la primera media hora pero que terminó bajando hasta los 63-64 ºC al finalizar el macerado. El pH lo medí a unos 15 minutos de empezar, estando en 5.47, por lo que no añadí nada más y lo dejé ahí.

Para esta receta añadí un poco de lúpulo al principio, pero la gran carga la eché al apagar el fuego. Dejé que bajara un poco la temperatura y añadí Galaxy y Citra en pellets, dejándolos en la olla unos 10-12 minutos antes de empezar a enfriar. Se supone que lo ideal es hacer esto sobre los 80 ºC, en mi caso estaba algo más alta la temperatura, no me quise arriesgar  mucho a bajar tanto ya que suelo enfriar bastante rápido con el serpentín y tenía miedo a tener contaminaciones.

Mientras tanto, hidraté un sobre de levadura Safale US05 en agua previamente esterilizada y lo añadí al fermentador junto con el mosto, a una temperatura aproximada de 17 ºC. Prefiero enfriar siempre un poco por debajo de la temperatura de fermentación, para que empiece a subir despacio y no arranque a temperaturas demasiado elevadas. Como veis en la foto, del primer día al cuarto hay unos 5 ºC de diferencia, por lo que es recomendable que empiece en 17 ºC a que lo haga a 22 ºC y termine fermentando por encima de los 26 ºC.

La receta

  • Datos
    • Litros: 8.2
    • DI: 1.055
    • DF: ?
    • IBU: 56.0
    • Alcohol: ?
    • Color: 11.66 SRM
    • Levadura: FERMENTIS – Safale US05
    • Macerado 60 minutos a 67 ºC
    • Hervido 60 minutos
  • Lista de fermentables
    • 1,1 Kg – Crisp Extra Pale Maris Otter (44.50%)
    • 0,75 Kg – Crisp Finest Maris Otter (30.40%)
    • 0,25 Kg – Weyermann Malta Munich I (10.10%)
    • 0,1 Kg – Simpsons Caramalt 60 EBC (4.00%)
    • 0,1 Kg – Weyermann CaraMunich Type I (4.00%)
    • 0,1 Kg – CaraPils (4.00%)
    • 0,05 Kg – Fawcet Pale Chocolate (2.00%)
    • 0,02 Kg – Weyermann Acidulated Malt (0.80%)
  • Lista de Lúpulos
    • 3 g. – Columbus (15.0% AA) (45 minutos) (11.6 IBU)
    • 20 g. – Galaxy (15.0% AA) (0 minutos) (23.8 IBU)
    • 20 g. – Citra (13.0% AA) (0 minutos) (20.6 IBU)
    • 30 g. – Galaxy (15.0% AA) (5 días) DryHop
    • 30 g. – Citra (12.0% AA) (5 días) DryHop
Anuncios

Black Cougar, American Stout

Entre el parón navideño y otras muchas historias, he tenido estos días el blog algo parado, pero es hora de empezar el 2019 y toca hablar de los resultados de las primeras elaboraciones del año. Una de ellas fue la American Stout que elaboré de cara al Match Beer de la ACCE (receta aquí), y del que salió también un interesante experimento en forma de Dark Mild del que ya no quedan botellas.

Black Cougar, como he llamado a mi American Stout, fue fermentada con levadura Safale US-05, y lo cierto es que acabó con la densidad final algo más alta de lo esperado, 1016 (DO=1061), posiblemente por algún “descontrol” de temperatura en el macerado. Le di unos días extra de margen pero los valores no cambiaron.

Sigue leyendo

I Ciruelo Brewband Cup

La verdad es que si no sabes de qué va la cosa, según lees el título del artículo uno puede llegar a pensar, ¿qué le ha echado a la cerveza este hombre? 😀

La Ciruelo BrewBand, banda caótica y desorganizada, somos un grupo de amigos sin orden ni disciplina, que vive cada uno a tomar vientos del otro (incluso en países diferentes), pero que también tiene algo en común, todos hacemos cerveza en casa y a veces hasta conseguimos ponernos de acuerdo para sentarnos en una mesa y compartir nuestras elaboraciones…

Y como nos gusta meternos en fregaos, nos hemos reunido bajo el ciruelo mayor (ahí empezó todo…) y hemos decidido organizar un concurso de cerveza casera, sin patrocinadores, sin subvenciones, sin letra pequeña, para aquellos que de verdad se consideren cerveceros caseros, no admitimos gingers, ni sidras, ni kombucha, ¡queremos vuestras cervezas!

El encabezado de nuestras bases son claras: La Ciruelo BrewBand, banda caótica y desorganizada, dentro de las actividades que realiza cuando le sale del ciruelo se ha propuesto organizar la I Ciruelo BrewBand Cup con el objetivo de pasarlo bien y beber birra

Sigue leyendo

Dark Mild, resultados del experimento

Ya a principios de noviembre hablaba sobre un experimento que hice el día que elaboré la American Stout, que no fue otra cosa que el intentar obtener dos cervezas diferentes a partir de la misma receta de maltas. Antiguamente, los elaboradores de cerveza obtenían de una misma cantidad de grano, dos o tres cervezas diferentes, extraían el primer mosto para obtener una cerveza más fuerte (densidad más alta), volvían a añadir agua y extraían un segundo mosto, ya con menos azúcares, y en algunos casos se volvía a hacer una tercera pasada.

Pues básicamente esto, conocido también como parti gyle, es lo que hice después de obtener el mosto para mi stout. Aunque también es verdad que yo no me ceñí extrictamente a la teoría y añadí algo de extracto seco de malta al segundo mosto.

Tras sacar todos los litros que necesitaba para la stout, añadí agua caliente de nuevo al macerador, con la idea de tener unos cuatro litros como mucho en el fermentador (garrafa de agua mineral vacía…). No quería sacar más litros porque tampoco tenía suficiente levadura y no me la quería jugar, así que obtuve unos 3.8 litros aproximadamente, a una densidad de 1017-1018, que obviamente, era demasiado baja. Ajusté densidad disolviendo en ese mosto algo de extracto seco light (175 gr), añadí a ojo unos pellets de Centennial (era el que tenía a mano, que acababa de usar en la Stout), dudo que fueran más de 2gr., y lo herví durante 15 minutos, lo suficiente para esterilizarlo. Resultado, fueron al fermentador unos 3.5 litros a una densidad de 1034.

Sigue leyendo