De APA a IPA, resultados de “Vermont IPA”

Como ya decía en su día, cuando publiqué la entrada sobre la receta y elaboración de esta cerveza, por un despiste con el programa que uso para las recetas (Homebrewer.es), el número teórico de IBU’s se disparó un poco más de la cuenta para una cerveza de estilo American Pale Ale. Así que tan fácil como cambiarle el nombre a la etiqueta y ya tenemos la primera IPA de la temporada 🙂

El dry-hopping lo hice con bolsa, como lo llevo haciendo en las últimas cervezas, a la que además del lúpulo en pellets, añado también unas canicas para que se hunda. Obviamente, tanto bolsa como canicas pasan por agua hirviendo un rato, y por Starsan después. Añadí 50 gramos de Citra para acabar el paquete y estuvo en contacto con la cerveza unos 4-5 días.

En esta ocasión, la pereza me pudo y embotellé directamente desde el fermentador (bueno, pasando al cubo donde mezclo con el azúcar antes), sin pasar la cerveza a garrafas para meterla en frío, intentando así también reducir la oxidación entre trasvases. Es cierto que luego queda más poso en el fondo de las botellas y hay que tener más cuidado al servirlas, pero la falta de tiempo y de ganas me hizo hacerlo así esta vez.

Dos semanas después de embotellar, metí una botella en la nevera y pasados dos días a frío hice la primera prueba. Como imaginaréis la mayoría, era demasiado pronto…
Sigue leyendo

Juicy IPA, resultados

Hoy toca hablar un poco de los resultados de la American IPA que embotellé a finales de marzo, y que había elaborado con lúpulos americanos y levadura Barbarian A04 de Imperial Organic Yeast. Lo cierto es que después de perderle el miedo a las levaduras líquidas, esta sin duda es una de esas que recomendaría probar a aquellos que les gusten las IPA’s muy frutales.

Esta levadura produce unos aromas bien marcados a fruta, a mi me recuerda mucho al melocotón, aunque seguro que habrá gente que le saque otros matices. Esto, junto al perfil tropical y cítrico de lúpulos como Galaxy, Citra, Cascade y Mosaic, hacen que el resultado sea bastante curioso. Si además el amargor está controlado también (unos 50 IBU, pero añadiendo la gran mayoría del lúpulo al apagar el fuego, lo que al menos en mi opinión hace que ese amargor sea más suave), hace de esta Juicy IPA una cerveza agradable al trago, con cierto dulzor y ligero amargor (en definitiva, no apta para grandes amantes de West Coast IPA).

Sigue leyendo

American IPA en camino

Con esto de que en la anterior elaboración abrí algún paquete de lúpulo, tocaba acabarlos para que no estuviesen mucho tiempo abiertos en el congelador, así que este fin de semana he elaborado una American IPA.

Tal vez el resultado final sea bastante turbio, por lo que no será una American IPA al uso, aunque eso se soluciona pronto poniéndole la palabra “HAZY” en la etiqueta, como estamos acostumbrados a ver en la gran mayoría de IPA’s comerciales en estos tiempos :-p.

Las razones por las que presupongo que será turbia son, por un lado la cantidad de lúpulo utilizado tanto al apagar el fuego después del hervido como en dry-hopping, ya que no dispongo de medios para enfriar el fermentador y al final no se limpiará tanto como me gustaría (aunque algo consigo con el secundario en las garrafas).

Sigue leyendo

Tropical IPA, resultados

Hace ya unos días por fin abrí la primera de las botellas de la IPA que hice semanas atrás. Tras la fermentación y el dry-hopping, la cerveza estuvo en la nevera unos pocos días para decantar restos de lúpulo y levadura. En este caso, a la levadura le costó más decantar que en otras ocasiones.

Y es que resulta que a esta levadura (A04 Barbarian de Imperial Organic Yeast) le cuesta mucho flocular, por lo que incluso después de haber estado unos días a frío, en la botella sigue estando más turbia que otras veces y se nota que no ha compactado al fondo tan bien como por ejemplo con la US05 o S04 de Fermentis. He metido otra botella en la nevera para dejarla una semana en frío a ver si así veo diferencias.

La cerveza tiene un color amarillo oscuro, ligeramente anaranjado (en la foto sale algo más oscura), con una buena capa de espuma blanca y compacta que aguanta bien los tragos. Hay claros aromas frutales (melocotón) y tropicales, con poca presencia de malta en nariz. En boca se repiten esos perfiles afrutados (más leves), con cuerpo medio y un final amargo. También me parece notar algo de levadura, como digo le cuesta mucho irse al fondo y espero que dejando las botellas en frío logre limpiarse un poco más la cerveza.

Sigue leyendo