Birroturismo en Lanzarote

Hace unas semanas salimos volando, literalmente, del estrés y bullicio de Madrid en busca de algo de tranquilidad y para ello elegimos la isla de Lanzarote, en Canarias. Era nuestra primera visita a las islas y nos gustó mucho, por nuestra parte no podemos hacer otra cosa que recomendar este viaje si lo que te apetece es estar tranquilo, ver nuevos sitios sin ninguna prisa, hacer alguna que otra ruta entre volcanes y disfrutar de la gastronomía local.

Pero vamos a lo nuestro, que imagino que os interesará más el tema del bebercio. Normalmente cuando viajamos, buscamos algunas cervecerías para cuando va llegando la tarde, no solemos centrar estas escapadas en la cerveza, pero eso no quiere decir que la tengamos que dejar de lado, si vas a tomarte algo, pues intentas que sea algo que merezca la pena.

El primer sitio que visitamos que tenía cerveza artesana fue el restaurante Cantina en Teguise. Fuimos un domingo, día de mercado en el pueblo, posiblemente el más animado, con conciertos en la calle, puestos de artesanía. Buscábamos dónde comer y como este lo llevábamos apuntado, allá que fuimos. Allí probamos nuestras primeras papas arrugadas con mojo picón, quesos de la isla y alguna que otra cosilla, bastante bien todo. Tenían cervezas de Canarias, tanto artesanas como las industriales de toda la vida (Dorada, Tropical…). Yo recuerdo que pedí una Capitán, que es la american pale ale de Cervezas NAO, una pequeña micro que ha abierto hace poco en Arrecife. La experiencia, en este caso (repetiría con mejor suerte otros días), no fue muy buena ya que venía bastante sobrecarbonatada, pero con un poco de paciencia y unas vueltas al vaso, me la tomé tranquilamente, con su punto frutal en aroma, fácil de beber, pero tanto gas le hizo perder puntos.

Sigue leyendo