Mi primera belgian pale ale

Una de las actividades estrella de la Asociación de Cerveceros Caseros Españoles (ACCE) es el Match Beer, competición por equipos que se celebra anualmente con el principal objetivo de aprender y pasárselo bien, no hay más premio que el reconocimiento de los demás socios de la asociación 🙂

Este año tengo que reconocer que los estilos elegidos no son muy de mi gusto, de hecho, de los tres que han salido solamente voy a elaborar uno de ellos, que es el que hoy nos ocupa, “Belgian Pale Ale” (los otros dos son “Berliner Weisse”, sin posibilidad de añadidos de ningún tipo, y  cervezas con brett, por lo que en mi caso quedan totalmente descartados principalmente porque no me gustan nada, para que dar más explicaciones).

Si nos ceñimos a la definición del BJCP (por el que se rigen las normas del concurso), tenemos que una Belgian Pale Ale debe tener las siguientes características:

Sigue leyendo

Elaborando una British Brown Ale

El segundo de los estilos que voy que hacer para la competición por equipos de la ACCE es British Brown Ale. Este año los estilos elegidos han sido este, American Stout y Doppelbock, pero esta última no la voy a hacer, se trata de una cerveza tipo lager, por lo que sin control de temperatura no puedo hacerla (además, tampoco es uno de mis estilos favoritos).

Tengo que reconocer que me apetece mucho elaborar una Brown Ale al estilo británico, he hecho varias de corte americano, mucho más amargas y lupuladas, pero me apetece hacer algo más bebible, sin tanto amargor y de trago fácil. En el fondo creo que es más complicado hacer bien una de estas que una cerveza más subida de lúpulo, así que el reto es interesante.

Se busca una cerveza sabrosa, orientada claramente hacia la malta, con notas de frutos secos, galleta, caramelo, y fácil de beber, de esas que llaman de trago largo. La presencia de lúpulo es mas bien baja y su principal papel en este estilo es el aportar un equilibro entre el dulzor de las maltas y el amargor que proporcionan, aunque ciertas notas terrosas tampoco desentonarían demasiado.
Sigue leyendo

Hop Soup, resultados de la ¿NEIPA?

Si hace unos días contaba las impresiones sobre la California Common, hoy toca hacerlo sobre mi primer intento de NEIPA. Era otro de los estilos del Match Beer, y el último que elaboré antes de la cata. Fui muy justo de tiempos con esta cerveza ya que llegó al día de la cata con 16 días de embotellado (lo justo para carbonatar), y normalmente yo nunca pruebo las cervezas hasta que llevan un mes embotelladas, pero era lo que había, no pude hacerla antes.

Debido a esto no pude hacer una cata previa en mi casa para comparar con mis compañeros, como hice con la “California Dreaming”, es más, ni siquiera pude probarla hasta que empezamos con la ronda de este estilo, algo que por otra parte añadía un punto más de emoción a la cosa, ya no es que la cata fuese a ciegas, sino que además yo no tenía ni idea de cuál era mi cerveza.

Sigue leyendo

California Dreaming, resultados

Hace unos días nos juntábamos en Labirratorium (por cierto, aprovecho para dar las gracias por cedernos su espacio en nombre de todos, ¡un lujo!) los miembros del equipo Madrid-Ciruelos para hacer la cata a ciegas de nuestras cervezas, con el objetivo de elegir las representantes de cara a las primeras eliminatorias. Uno de los estilos era California Common, estilo que intenté elaborar este año precisamente para esta actividad.

Mi cerveza la embotellé el 21 de diciembre, por lo tanto hubo tiempo de sobra a que carbonatase, luego simplemente metí el día antes un litro a la nevera y fue lo que llevé a la cata. Pero unos días antes quise hacer una cata en casa para comprobar después si catando a ciegas volvía a pensar lo mismo de mi propia cerveza, y además, si coincidía con lo que mis compañeros de equipo pensaban. Estas fueron las notas que yo tomé, decir antes que apenas habré hecho esto cuatro o cinco veces así que no le hagáis mucho caso a la hoja de cata, no estoy muy puesto en el tema.

Sigue leyendo