NEIPA lista para embotellar…

Llevo cinco lotes de cerveza hechos en mi casa, más otros dos elaborados con amigos, y apenas he probado ninguna cerveza todavía. Entre las que necesitan maduración, las que están carbonatando y la Imperial Stout que está recién hecha, voy a tener que comprar alguna más para beber en casa. Eso sí, si han salido decentes, voy a tener cerveza variada para unas pocas semanas 🙂

Como explicaba en el artículo sobre la NEIPA, añadí la primera cuota de lúpulo (pellets) al fermentador al tercer día de su elaboración, con actividad todavía dentro. Tal vez podría haber arriesgado un poco más y añadirlo antes, pero estuve fuera de casa y no pudo ser. Pasados ya unos 9-10 días desde su elaboración, procedí a añadir la segunda cuota de Citra, esta vez con lúpulo en flor. Comentar que los pellets de la primera adición de lúpulo seguían en el fermentador, no sé si esto habrá sido buena idea o no, pero como los añadí directamente sin usar ningún tipo de filtro, era imposible sacarlos, ya veré los resultados en unos días.


Antes y después del dry-hopping…

Sigue leyendo

Anuncios

NEIPA, Match Beer 2017-2018 (II)

Cerveza que sale, cerveza que entra, esto es un no parar, el calendario cervecero está a tope de elaboraciones y hay que llegar a tiempo a la fase previa del Match Beer 2017-2018. Hace unos días os hablaba de la primera elaboración para esta competición, la California Common, de la que ya hablaré cuando la pruebe, y hoy toca hablar de la segunda cerveza, la New England IPA.

Vuelvo a insistir en que me parece un sinsentido este estilo para una competición como esta, ya que de una cerveza ultra-lupulada se espera frescura, pero si la final es dentro de cuatro meses, me diréis vosotros. Bueno al lío, que tampoco vamos a buscar excusas antes de hacer la cerveza.

En algunos artículos han definido a las NEIPA como las anti-IPA, ya que aunque es cierto que tanto una American IPA como una NEIPA llevan mucho lúpulo, la forma de utilizarlo difiere, así como la receta de maltas y la composición del agua. Evidentemente, también a la hora de beber son estilos diferentes, el amargor de las NEIPA es más suave que en una American IPA, son mucho más afrutadas, con una textura más sedosa al trago y más cuerpo.

Sigue leyendo