Hey Hop, let’s go!

Estuve dándole vueltas a la idea de una etiqueta para mi APA y al final me dio por asociar lúpulos americanos, algo más agresivos, con un mítico grupo americano como son los «RAMONES». Entre eso, que el logo y el título de la conocída canción venía al pelo, y que ha sido algo rebelde el proceso de elaboración de esta birra, pues dije, ¡ya lo tengo!

HeyHop

Esta botella ha sido abierta a las tres semanas de haberse embotellado. Las botellas estuvieron una semana a la temperatura del piso, unos 20 ºC, y después las pasé al trastero todas otras dos semanas a unos 14 ºC – 15 ºC, donde siguen todas menos la que he abierto y otra que está en la nevera.

HeyHop

Sigue leyendo

Anuncio publicitario

Sierra Nevada Pale Ale

Imaginad que en varias de las series de moda de esas que ven millones de personas, apareciesen de vez en cuando los protagonistas tomándose una refrescante cerveza, la mayoría pensaría que se trata de una cerveza corriente y moliente del día a día, pongamos por ejemplo, una Mahou.

Pero si luego os ponéis a investigar, ya sea por curiosidad, porque la hayáis visto en una tienda cervecera, o simplemente porque crees que sabes cual es pero vas a asegurarte, y veis que se trata de la californiana Sierra Nevada Pale Ale piensas, ¿por qué narices no pasará esto aquí también?

Sierra Nevada

Vale si, los americanos nos sacan unos cuantos años en cuanto a esto de la elaboración de cerveza de calidad, y lo que allí puede ser una «micro» (que de micro tiene poco) de cerveza «artesana» (o como la queráis llamar), aquí equivaldría a una cervecera tipo Mahou o Cruzcampo, hablando en términos de litros elaborados, claro.

Le tenía muchas ganas a esta cerveza, pero las tres últimas veces que había preguntado por ella estaba agotada. Por fin pude pillarla un día casi por casualidad, en Cervezorama, allí en una esquina quedaban un par de ellas, así que me llevé una. Sigue leyendo

¡De vuelta a la cocina!

Varias semanas y una mudanza después, por fin parece que voy a volver a ponerme con el siguiente lote de cerveza rudimentaria. Si nada se tuerce, este fin de semana me meteré a la cocina para cocinar una receta sencilla todo grano, será una Pale Ale con malta base (Pale Ale) y algo de Caramunich Tipo 1 que todavía me queda. Esta segunda la tengo molida desde julio del año pasado, por lo que no confío mucho en su rendimiento, pero como va a ser poca cantidad la que utilice, espero que al menos algo se note.
La malta base la voy a tener recién molida para el viernes, así que si la puedo utilizar durante el fin de semana, será perfecto.

De lúpulos, en principio serán EKG (flor) para amargor y Cascade (pellets) para sabor y aroma. También voy a hacerme con Centennial y Cluster en pellets, es posible que añada algo de Centennial al final, todavía no lo tengo claro, tengo que buscar más información.

Levadura ahora mismo sólo tengo Safale S-04, así que salvo que me haga con una Safale US-05 de aquí al fin de semana, será la que utilice.

Resumiendo un poco y a falta de configurar la receta final, sería:

  • 1kg malta Pale Ale.
  • 100 gr malta Caramunich Tipo 1.
  • Unos 20-25 gr de lúpulos EKG, Cascade, ¿Centennial?
  • Medio sobre levadura Safale S-04.
  • Irish moss.
  •  Agua blanda embotellada.
  • Macerado durante 60 minutos, infusión simple a unos 67 ºC (esa es la idea, ya veremos qué pasa).
  • Hervido de 60 minutos.

He pasado de cocina de gas a una vitro pequeña, al ser una olla de 6 litros la que utilizo supongo que no tenga problemas, pero ya os contaré dentro de unos días. Si esta sale bien, la siguiente receta será un intento de porter/stout.

Pale Ale Express

La Red Ale está casi a punto de ser embotellada, así que voy a tener el fermentador libre en breve y no es cuestión de desaprovechar estas estupendas temperaturas jejeje. Tengo otro «mix» de Family Beer que sería algo parecido a una double belga, pero antes de volver a meterme con otra «todo grano», creo que voy a experimentar con otra elaboración express

Mi idea es intentar hacer una pale ale normalita, con Light DME (extracto en polvo), una pequeña infusión de Caramunich Tipo I (porque es lo que tengo ahora, básicamente), y lúpulo Cascade. Voy a hacerme con el lúpulo en pellets esta vez, por lo que he consultado parece que se conserva mejor que en flor (ambos deben estar en el congelador), y dado que utilizo pocas cantidades, me interesa mucho el tema de la conservación.

Mi idea es intentar conseguir una cerveza que tenga buen aroma y sea fácil de beber, por lo que el amargor será más bien bajo-medio, en torno a los 30-32 IBU. Y también tenía pensado hacer una guarda en frío de unos tres días, añadiendo además algo de Cascade a modo de dry-hopping. Ya puestos a experimentar, ¡pues a tope con todo!

La receta provisional sería:
Sigue leyendo