Imperial Stout a madurar…

Hace ya unas tres semanas que elaboré mi primera Imperial Stout, y durante casi todo este tiempo ha estado en el fermentador para dejar a la levadura que hiciese su trabajo sin prisas. Finalmente tuve un rendimiento algo mejor de lo que imaginaba durante la elaboración (puede que fuese demasiado conservador a la hora de preparar la receta), y obtuve unos 8,5 litros con Densidad Inicial de 1086 (el software me había calculado 1089 para 7.5 litros), lo que resulta en un 66.5% de rendimiento.

Estoy contento con esos datos, como decía en el anterior artículo, no buscaba una cerveza extremadamente alcohólica, por lo que sobre el papel y si la levadura trabajaba bien, estaría rondando los 8-9%, más que suficiente para el primer intento. Además, el día de la elaboración me di cuenta que ya iba casi al límite con el volumen del macerador, aunque la tapa cerraba bien, la parte interior ya estaba en contacto con el líquido, por lo que poca cantidad extra de malta podría meter.

Sigue leyendo

Anuncios

NEIPA lista para embotellar…

Llevo cinco lotes de cerveza hechos en mi casa, más otros dos elaborados con amigos, y apenas he probado ninguna cerveza todavía. Entre las que necesitan maduración, las que están carbonatando y la Imperial Stout que está recién hecha, voy a tener que comprar alguna más para beber en casa. Eso sí, si han salido decentes, voy a tener cerveza variada para unas pocas semanas 🙂

Como explicaba en el artículo sobre la NEIPA, añadí la primera cuota de lúpulo (pellets) al fermentador al tercer día de su elaboración, con actividad todavía dentro. Tal vez podría haber arriesgado un poco más y añadirlo antes, pero estuve fuera de casa y no pudo ser. Pasados ya unos 9-10 días desde su elaboración, procedí a añadir la segunda cuota de Citra, esta vez con lúpulo en flor. Comentar que los pellets de la primera adición de lúpulo seguían en el fermentador, no sé si esto habrá sido buena idea o no, pero como los añadí directamente sin usar ningún tipo de filtro, era imposible sacarlos, ya veré los resultados en unos días.


Antes y después del dry-hopping…

Sigue leyendo

Secundario de la american brown ale

Tras un inicio algo lento en la fermentación, y también inusual ya que hasta ahora con la levadura Safale US-05 siempre he tenido un arranque bastante rápido (a las 12-14 horas ya suele verse actividad en el airlock), la fermentación parece que se activó correctamente. La causa no la tengo clara, tal vez enfrié demasiado el mosto, o tal vez simplemente la levadura estaba algo dormida.

Empecé en unos 17 ºC de temperatura “ambiente” dentro de la cámara, y al ver que tardaba un poco en arrancar, decidí no cambiar la botella de hielo tan a menudo, por lo que la temperatura empezó a subir y la actividad en la válvula de escape se hizo visible. Estuvo varios días subiendo, llegando a unos  22 ºC al tercer o cuarto día.

Sigue leyendo

Último lote de la temporada embotellado

Así, es, con la subida de la temperatura de hace unas semanas para acá, se ha terminado por esta temporada lo de hacer cerveza en casa hasta después del verano. Finalmente me he quedado sin hacer la saison, por lo que será una de las firmes candidatas al inicio de la temporada que viene, entre otros nuevos estilos que me apetece probar.

La última de todas fue la IPA con Columbus y Nelson Sauvin, que se libró de las altas temperaturas por los pelos, aguantando bien en la cámara rudimentaria hasta los 21 ºC unas dos semanas, dry-hopping incluido. En cuanto el calor empezó a apretar de verdad la pasé a unas garrafas y estuvo en la nevera en frío casi otra semana, lo que sirvió para dejar atrás muchos restos de levadura y lúpulo. Finalmente fueron unos siete litros embotellados, con una Densidad Final de 1010, lo que hace que la cerveza tenga unos 6.2%.

Sigue leyendo