¡A por las trappist!

El estilo estrella para el concurso de cerveza casera de la ACCE el año que viene es el estilo “trappist”, en todas sus variantes. Y en mi opinión, es uno de los más complicados de hacer con éxito en casa, son cervezas complejas donde la levadura juega un papel fundamental y donde un control de temperatura se hace también muy importante.

Contradiciendo un poco al sentido común, ya que me hubiese gustado empezar por una cerveza más sencilla, hace unos días me vi estrenando el nuevo equipo, usando una levadura líquida por primera vez (previo starter), e intentando un estilo belga por segunda vez. Disponía de un vial de levadura White Labs 530 Abbey Ale que estaba llegando peligrosamente a su fecha de caducidad, por lo que no podía esperar más para usarlo. Así que siguiendo las instrucciones de Homebrewer.es y un montón de consejos que me dieron varios amigos cerveceros, el miércoles inicié el starter de unos 750ml de mosto con la levadura. La cerveza iba a hacerla en sábado, pero por problemas logísticos finalmente la hice el domingo por la tarde.

El objetivo es una “single trappist”, el subestilo menos alcohólico (luego estarían las dubbel, tripel y quad), ya que ponerme a hacer algo más fuerte sin saber cómo iba a resultar el “control rudimentario de temperatura” no era la mejor idea. La receta es bastante sencilla, maltas pale, pils, trigo y biscuit, con algo de azúcar en el hervido y lúpulo Williamette y Saaz. El objetivo era obtener unos 7,5-8 litros tras el hervido, para ello necesitaba unos 9.6 litros antes de hervir, pero todavía no tengo la olla calibrada y creo que fue algo menos con lo que empecé.

Enfriando el mosto

Sigue leyendo

American Brown Ale a fermentar

Al final el mes de marzo ha pasado y de las dos elaboraciones que quería haber hecho solamente he podido hacer una, una American Brown Ale que llevaba tiempo con ganas de hacer. El año pasado hice una y no estuvo mal el resultado, pero mi intención era hacerla con Cascade, y por entonces no tenía, pero esta temporada se ha solucionado el asunto.

Mi idea inicial era intentar hacer un clon de la Brooklyn Brown Ale, una cerveza que me gusta, se bebe bien, y tiene a mi entender todo lo que buscas en una brown ale de corte americano, presencia maltosa, ligeros toques tostados y de chocolate, pero sin perder de vista el lúpulo. Cuando empecé a buscar información de posibles recetas, encontré varias en las que se usaban los lúpulos Williamette y Cascade principalmente, así que iba bien, ya que tengo de los dos.  Lo cachondo es que luego me dio por ir a la web de Brooklyn (sí, esto es lo que debería haber hecho primero…) y el Cascade no aparecía por ninguna parte (y mira que estaba yo convencido de que esa cerveza lo tenía entre sus ingredientes).

Sigue leyendo

Christmas Ale (Lote 1 – Temp. 4)

Como comentaba el otro día, esto de las cervezas “navideñas” (también conocidas como Christmas Ale) es un sin dios de información, cada uno tiene su “mejor receta del mundo mundial” y cuando las comparas se parecen tanto como un huevo a una castaña. Por lo tanto, he cogido lo que me ha parecido interesante de aquí y allá y esto es lo que voy a hacer en el primer lote de la temporada, y el más “experimental” de todos los que he hecho, así que a ver qué sale.

La malta base será la “pale” de Dingemans, una malta belga utilizada en muchas de las clásicas cervezas de abadía. A esta le acompañará un poco de Munich, intentando que la malta esté bien presente en la cerveza. El resto de maltas podéis verlas en la receta (si cambio algo de aquí al día que la haga, la modificaré).

Canela en rama

Sigue leyendo

Turno de una “session IPA” (L07-T03)

Mientras la brown ale sigue su proceso de carbonatación y la porter lo correspondiente a maduración, me apetecía hacer otra cerveza aprovechando los días festivos de Semana Santa. Por dejar para última hora la compra de las maltas, he tenido que cambiar la idea que tenía (iba hacer una American Amber Ale de unos 6%-6.5%) y al hacer el recuento de maltas que me quedaban en casa me di cuenta que podía intentar hacer una APA de poca graduación, o como está ahora de moda llamarlas, “session IPA”.

El objetivo es intentar hacer una cerveza de unos 4.5%, ligera y lupulada, pero con un amargor contenido (cada vez llevo peor las cervezas que te arrugan la nuca…). Nunca me he decidido a intentarlo porque creo que son uno de los estilos más complicados de hacer sin un equipo con control de temperatura, el riesgo de obtener un aguachirri amargo es elevado. Cerveza de poca graduación alcohólica, poco cuerpo y mucho lúpulo, o controlas un poco el proceso o se puede torcer fácilmente…

Lúpulo
Sigue leyendo