Dividiendo la saison en dos…

Tras dos semanas de fermentación, o más bien, con la cerveza en el fermentador, tocaba ya sacarla y pasar a madurar en frío unos días, proceso que hago con todas las cervezas que elaboro y que, aunque alarga unos días más la espera hasta que uno puede probar la cerveza, recomiendo a todo el mundo una vez haya hecho ya sus primeros lotes. El frío ayuda a integrar bien los sabores, y sobretodo a decantar levadura y restos de lúpulo, lo cual hará que obtengamos una cerveza más limpia y con menos posos en las botellas.

Sigue leyendo