Nueva receta: 30 min APA

Después de unas semanas sin poner la cocina patas arriba toca ya de nuevo moler un poco de malta y liarse a elaborar el siguiente lote. Tras unos días de calor, parece que las temperaturas están volviendo a lo que se espera por estas fechas, así que hay que aprovechar para tener algo que beber cuando los termómetros vuelvan a subir.

La primera opción que se me había pasado por la cabeza era la de intentar elaborar una «table beer», algo que por aquí apenas se ve, pero que en UK abunda, cervezas de baja graduación (rondando los 3%), aromáticas y lupuladas, muy fáciles de beber (todavía recuerdo la pinta de la table beer de The Kernel cargada de Citra y con sólo 3% que me tomé en Londres el año pasado, espectacular). Pero al final he decidido no arriesgar tanto y el objetivo es obtener una cerveza de unos 4-4.5%, que también está muy contenida en cuanto al grado alcohólico y no es tan arriesgada de elaborar sin un control de macerado algo más preciso.

Sigue leyendo