Edimburgo y el cambio climático…

He tardado más de la cuenta en escribir la segunda parte de nuestra visita veraniega a las tierras de William Wallace (solo como anécdota, parece que no están muy contentos con la película por allí, ni con que el actor principal midiera una cuarta menos que su querido guerrero…), pero es que este verano ha sido muy largo en Madrid, he tenido aparcada toda la actividad cervecera hasta hace unas semanas, que por fin he vuelto a elaborar, aunque eso ya será para otro día.

Volvemos al mes de julio, Edimburgo, nuestra maleta con varias capas de ropa por aquello de que es el norte de Europa, nos han dicho que hace «fresco» incluso en verano. Pues bien, al segundo día estábamos en pantalón corto, manga corta, gorra y protección solar, y pasando calorcete en los autobuses de la capital escocesa. Lo que no imaginábamos era que eso, comparado con lo que nos encontraríamos en los pubs, sería casi como una agradable brisa primaveral…

IMG_20220712_213631174_HDR-01

Tras la mañana cumpliendo con los estándares turísticos de la zona, tocaba comer, y viendo que teníamos muy a mano algunos pubs con varias cervezas en cask, entramos en uno que tenía buena pinta, nos sentamos en la mesa, y en cuestión de menos de cinco minutos nos volvimos a levantar para salir de allí del agobio que nos entró debido al calor que hacía. Tuvimos suerte en encontrar hueco en la terraza, que no era precisamente la mejor de la ciudad, pero se podía respirar…

IMG_20220711_131359380-01
Sigue leyendo

Anuncio publicitario

Visita a Edimburgo, toma de contacto

Desde finales de 2019 que no actualizaba la sección de Viajes, y es que la pandemia cortó muchos de los planes que teníamos en mente, entre ellos, algún que otro viaje al extranjero. Pero este año, y casi por los pelos, pudimos escaparnos unos días a tierras del norte de Europa.

Uno sale de Madrid con 36 ºC esperando que en el norte de Escocia, concretamente en Edimburgo, haga falta ponerse una chaquetita y como mucho poder quitártela al entrar al pub de turno a disfrutar de unas buenas pintas de real ale en cask. Pero nada más lejos de la realidad, bueno sí que nos pasó eso, pero un día de los cinco que estuvimos por allí, y eso cambió mucho las cosas, cerveceramente hablando…

Bandera de Escocia

Como decía, el primer día fue de toma de contacto con la ciudad, íbamos con nuestra chaqueta, temperaturas suaves, algo de sol, pero nada de andar en manga corta por ahí. Así que para comer, tocaba pub clásico, sí o sí. Disfrutamos la comida y la bebida en un pub del centro turístico, no buscamos mucho más, había sitio libre, había cask, ¡para dentro!

Sigue leyendo

God save the cask – La fábrica

Una vez que Adrián me enseñó con todo detalle la fábrica de East London Brewing (actualmente ultimando detalles de la ampliación para producir también cerveza en keg y en lata), y tras probar algunas de las elaboraciones directamente del fermentador, su compañero Scot Nisbet nos contó cuál es su día a día con los cask. Un alto porcentaje de la elaboración en ELB está destinada al cask, por lo que no podía estar en mejor lugar para aprender un poco más sobre la cultura cervecera tradicional británica.

Antes de entrar en detalle sobre el acondicionamiento en cask de la cerveza, me gustaría dejar un comentario acerca de la elaboración en sí. Lo más habitual en la elaboración de una cerveza destinada a cask, es la utilización de ingredientes locales, maltas y lúpulos británicos, y por supuesto una levadura de perfil británico, de atenuación media y buena floculación y, dependiendo de la cepa, productora del diacetilo que muchas veces da ese carácter británico a la cerveza.

Estas cervezas suelen tener una carbonatación más baja de lo que estamos acostumbrados y también tienen menor contenido alcohólico (como es norma general en Reino Unido), pero no por ello adolecen de falta de cuerpo o sabor. Es raro ver cervezas de más de 5%, y en esos casos suelen ir acompañadas del adjetivo “Strong” (aunque no superen los 6-6.5%). Teniendo en cuenta que la pinta inglesa de cerveza son casi 57cl (y además se toman muy en serio que la cantidad que te llegue al vaso nunca esté por debajo de su marca), es de agradecer la baja graduación…

Sigue leyendo

God save the cask – Introducción

Con esta introducción, empiezo una serie de artículos dedicados a la cultura del cask, tradición británica cervecera por excelencia. Y todo esto nació gracias a la ayuda de un buen amigo, Adrián Morales (podéis seguirle en Instagram como @hoppy_basil), que actualmente trabaja como “head brewer” en East London Brewing, una fábrica situada al este de Londres, como su propio nombre indica. Si seguís el blog desde hace tiempo, es posible que os suene de la entrevista que le hice en su día, cuando trabajaba en Naparbier.

Gracias a él, y a todo el equipo de East London Brewing, pude visitar la fábrica y aprender de primera mano cómo se elabora y, sobre todo, cómo se cuida una cerveza destinada a servirse en cask. Por lo que antes de seguir, tengo que agradecerles de nuevo a todos su amabilidad y su dedicación para contarme con todo detalle su trabajo en el día a día, no faltó ni un sólo detalle en sus explicaciones, y es una gozada ver como alguien te abre sus puertas de par en par para que “simplemente” conozcas un poco más sobre ellos.

Cuando alguien habla de cerveza tradicional en el Reino Unido no puede dejar de lado a la CAMRA (Campaign for the Real Ale), la asociación de consumidores creada a principios de los setenta con el objetivo de fomentar y proteger la cultura de la elaboración tradicional de cerveza, sidra y perry (sidra de pera), frente a las grandes corporaciones de entonces, que elaboraban cervezas con mayor carbonatación y procesos más industrializados.

Sigue leyendo