Extra de lúpulo…

Como ya dije en su día, el resultado de la belgian ale, BAVAM, no quedó del todo mal pero sí algo más dulce de la cuenta. Soy consciente de que lo hecho, hecho está, y que lo que tengo que hacer para la próxima vez es mejorar el proceso y corregir los errores.

Pero una de las motivaciones que me han llevado a esto de hacer cerveza en casa es el de experimentar, intentar hacer cervezas que me gusten, saber más acerca del mundo cervecero y, en definitiva, pasarlo bien.

Concentrado de lúpulo

Así que hace unos días me puse manos a la obra con un experimento lupulizado con el fin de compensar un poco ese dulzor en exceso, y como lo único que iba a “perder” eran cuatro gramos de lúpulo EK Golding en flor y una media hora de tiempo libre, tampoco perdía gran cosa por intentarlo.

El experimento consistió en hacer un mini-hervido de lúpulo con el fin de extraer su amargor, para añadirlo directamente al vaso en el momento de servir la cerveza. Tras hervir el lúpulo, colarlo y llenar aproximadamente un litro en una botella de cristal, lo dejé enfriar y lo guardé en la nevera hasta el día siguiente. También guardé un poco en un vaso para probar el experimento directamente sin mezclar y efectivamente, sabía a rayos… 😀

Concentrado de lúpulo

Al día siguiente llegó el momento de la verdad, así que serví una cucharada pequeña del concentrado de lúpulo (que queda muy “pofesional” decirlo así…) en un vaso y acto seguido eché la cerveza. No se notaba mucho así que añadí un poco más y removí un poco (si, todo muy rudimentario pero, ¿habéis visto como se llama el blog? pues eso), y tengo que reconocer que algo cambia, no sé si mejora o no, sería muy atrevido decir eso, pero cambia. Obviamente el experimento no arregla la mala elaboración, pero camufla un poco ese exceso de dulzor que no me convencía, así que estoy pensando en congelar en un bote parte del “amargador rumdimentario marca ACME” para futuros fiascos.

Como anécdota y tras darle a probar a mi chica de los dos vasos, uno con experimento y otro sin él, ella sigue prefiriendo la original BAVAM, así que las botellas que quedan las seguirá disfrutando ella, que también aguanta lo suyo en casa jejeje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s