Sin noticias de Hop (Brown Ale)

17.30 Salgo del trabajo con la mente pensando en la cerveza que me voy a tomar al llegar a casa.
17.35 Tiro de freno de mano y hago dos trompos en la glorieta para coger a toda leche  la M-30.
18.00 Entro derrapando en el garaje, aparco a la primera sin rozar ningún coche. Tampoco rozo mi coche. Tampoco rozo ninguna columna.
18.10 Entro en casa, me como un bocadillo de jamón, otro de queso, otro de jamón y queso.
18.30 Abro mi cerveza casera de estilo British Brown Ale elaborada a finales de noviembre. La sirvo en un vaso. Tiro la botella por la ventana.
18.35 Huele a caramelo, pan tostado, frutos secos de fondo.
18.36 Le doy un trago.
18.37 Le doy un trago.
18.38 Le doy un trago. Está buena. Sabe a caramelo, pan tostado, frutos secos de fondo.
18.50 Se va acabando la cerveza. Le doy un trago.
18.55 Sin noticias de Hop…

Para todo aquel que haya leído el libro “Sin noticias de Gurb” (Eduardo Mendoza), le habrá sonado la atípica entradilla al artículo de hoy, que no es más que un muy modesto homenaje a uno de los libros más divertidos y surrealistas que he podido leer y que sin duda os recomiendo.
Sigue leyendo

Anuncios

Black Cougar, American Stout

Entre el parón navideño y otras muchas historias, he tenido estos días el blog algo parado, pero es hora de empezar el 2019 y toca hablar de los resultados de las primeras elaboraciones del año. Una de ellas fue la American Stout que elaboré de cara al Match Beer de la ACCE (receta aquí), y del que salió también un interesante experimento en forma de Dark Mild del que ya no quedan botellas.

Black Cougar, como he llamado a mi American Stout, fue fermentada con levadura Safale US-05, y lo cierto es que acabó con la densidad final algo más alta de lo esperado, 1016 (DO=1061), posiblemente por algún “descontrol” de temperatura en el macerado. Le di unos días extra de margen pero los valores no cambiaron.

Sigue leyendo

Resultado de la pale ale noruega

Que en el mes de octubre estemos en Madrid buscando cepas de levadura con las que poder fermentar cerveza a temperaturas rondando los 30 ºC es, cuanto menos, preocupante, pero la realidad es la que es. Por aquellas fechas elaboré una cerveza que fermenté con la levadura (esta vez sí, ya confirmada) Hornindal Kveik de Omega Yeast, que hizo su trabajo en torno a los 29-30 ºC en sus días de mayor actividad, estando a algún grado menos los días posteriores.

La fermentación acabó  en 1010-1011 de densidad final, es decir, tuvo un 77% de atenuación, lo que está dentro del rango estimado según el fabricante. Tal vez si la temperatura no hubiese bajado durante la fermentación hubiese atenuado algo más, como también recomiendan hacer, pero el clima empezó a cambiar hacia parámetros algo más normales para la época y no pude mantener más tiempo el calor necesario.

Noruega
Sigue leyendo

Ghost Saison, resultados de la saison

El estilo saison es uno de mis estilos favoritos, lamentablemente en España no se elaboran muchas y no acabo de entender muy bien por qué, creo que es un estilo muy heterogéneo que permite alcanzar tanto a aficionados avanzados como a público general, tiene buenas posibilidades de maridaje (por lo que a nivel hostelería tampoco le debería ir mal), y es un estilo tan diferente, que incluso a gente que “no le gusta la cerveza” le puede llegar a gustar (como he comprobado alguna vez).

Total, que hasta ahora había usado levaduras secas en mis intentos, hasta tres cepas diferentes, pero que siempre tenían algo que no me terminaban de convencer. De las que he hecho, los mejores resultados los obtuve con la Mangrove M27, que casualmente descatalogaron pasado un tiempo, por lo que tuve que probar con la Mangrove M29 pero el resultado no me ha gustado mucho. Tampoco le hecho toda la culpa a la levadura, obviamente algo habré hecho yo mal, ciertas notas a solvente terminan arruinando el trago (se me fue a casi 8%) sobre todo cuando va cogiendo temperatura, y es demasiado esterosa para mi gusto, por lo que decidí probar con otra levadura.

Después de probar cervezas de amigos, y de que me animasen a probar con levadura líquida, elaboré esta última cerveza con la RVA 263 Ghost Ale y tengo que decir que ha sido todo un acierto. Para mi gusto, no hay color, desde el primer momento que hueles el fermentador al sacar la cerveza te das cuenta que los aromas son más contenidos, y cuando pruebas “el botellín del ansia”, con apenas 10 días de carbonatación, terminas de verificar que has acertado de pleno.

Sigue leyendo