Tropical IPA, resultados

Hace ya unos días por fin abrí la primera de las botellas de la IPA que hice semanas atrás. Tras la fermentación y el dry-hopping, la cerveza estuvo en la nevera unos pocos días para decantar restos de lúpulo y levadura. En este caso, a la levadura le costó más decantar que en otras ocasiones.

Y es que resulta que a esta levadura (A04 Barbarian de Imperial Organic Yeast) le cuesta mucho flocular, por lo que incluso después de haber estado unos días a frío, en la botella sigue estando más turbia que otras veces y se nota que no ha compactado al fondo tan bien como por ejemplo con la US05 o S04 de Fermentis. He metido otra botella en la nevera para dejarla una semana en frío a ver si así veo diferencias.

La cerveza tiene un color amarillo oscuro, ligeramente anaranjado (en la foto sale algo más oscura), con una buena capa de espuma blanca y compacta que aguanta bien los tragos. Hay claros aromas frutales (melocotón) y tropicales, con poca presencia de malta en nariz. En boca se repiten esos perfiles afrutados (más leves), con cuerpo medio y un final amargo. También me parece notar algo de levadura, como digo le cuesta mucho irse al fondo y espero que dejando las botellas en frío logre limpiarse un poco más la cerveza.

Sigue leyendo

Anuncios

Hypnotic Cat, resultados (Ame. Brown)

“Poor unloved brown ale”, así empieza la sección dedicada a las cervezas de estilo “brown ale” en el libro Radical Brewing de Randy Mosher. Y es que este estilo parece haber quedado en tierra de nadie para la mayoría de cerveceras. Mientras en los lineales de las tiendas especializadas puedes encontrar fácilmente cuarenta o cincuenta botellas diferentes de estilos como American IPA, las American Brown Ale se cuentan con los dedos de una mano, y eso si tienes suerte. Pero es que entre los cerveceros caseros tampoco parece ser un estilo que triunfe, si miramos las recetas públicas de Homebrewer.es, vemos que de American Brown Ale hay nueve recetas (¡y tres son mías!) y de American IPA hay más de cien

A finales del año pasado hice una (por tercer año consecutivo, aunque no la misma receta) y la envié al VI Concurso Homebrewer EJDL & LTC pero todavía no he obtenido las hojas de cata, por lo que comento mis impresiones a falta de saber lo que opinaron los jueces. Resumiendo antes de entrar en detalle, creo que he dado con una receta que seguramente repita en más ocasiones, la cerveza tiene lo que me gusta, presencia de malta aunque con el lúpulo destacando algo más que otras elaboraciones (algún colega me ha comentado que tal vez demasiado, pero a mi me gusta).


Sigue leyendo

Hop Soup, resultados de la ¿NEIPA?

Si hace unos días contaba las impresiones sobre la California Common, hoy toca hacerlo sobre mi primer intento de NEIPA. Era otro de los estilos del Match Beer, y el último que elaboré antes de la cata. Fui muy justo de tiempos con esta cerveza ya que llegó al día de la cata con 16 días de embotellado (lo justo para carbonatar), y normalmente yo nunca pruebo las cervezas hasta que llevan un mes embotelladas, pero era lo que había, no pude hacerla antes.

Debido a esto no pude hacer una cata previa en mi casa para comparar con mis compañeros, como hice con la “California Dreaming”, es más, ni siquiera pude probarla hasta que empezamos con la ronda de este estilo, algo que por otra parte añadía un punto más de emoción a la cosa, ya no es que la cata fuese a ciegas, sino que además yo no tenía ni idea de cuál era mi cerveza.

Sigue leyendo

California Dreaming, resultados

Hace unos días nos juntábamos en Labirratorium (por cierto, aprovecho para dar las gracias por cedernos su espacio en nombre de todos, ¡un lujo!) los miembros del equipo Madrid-Ciruelos para hacer la cata a ciegas de nuestras cervezas, con el objetivo de elegir las representantes de cara a las primeras eliminatorias. Uno de los estilos era California Common, estilo que intenté elaborar este año precisamente para esta actividad.

Mi cerveza la embotellé el 21 de diciembre, por lo tanto hubo tiempo de sobra a que carbonatase, luego simplemente metí el día antes un litro a la nevera y fue lo que llevé a la cata. Pero unos días antes quise hacer una cata en casa para comprobar después si catando a ciegas volvía a pensar lo mismo de mi propia cerveza, y además, si coincidía con lo que mis compañeros de equipo pensaban. Estas fueron las notas que yo tomé, decir antes que apenas habré hecho esto cuatro o cinco veces así que no le hagáis mucho caso a la hoja de cata, no estoy muy puesto en el tema.

Sigue leyendo